Con masivas manifestaciones de afecto y solidaridad y con una gran concurrencia de la comunidad chancquina y autoridades provinciales, se llevó a efecto el funeral de la víctima número 48 de femicidio en nuestro país.

El profundo impacto que produjo el brutal asesinato de Haydeé Espinoza Casanova (27), quedó de manifiesto ayer cuando cientos de personas de las más diversas condiciones sociales salieron al paso del cortejo fúnebre, agitando pañuelos y lanzando flores a su paso.
La caravana salió desde el apartado sector El Carmín con destino a Chanco, poco después de las 14 horas, acompañando en todo su recorrido por una interminable fila de automóviles, entre los que contaba el de la Gobernadora Angélica Sáez Salazar, quien desde un primer momento acompañó a la familia de la víctima.
La joven madre se transformó en la víctima 48 de femicidio en nuestro país, luego que el miércoles su esposo, Osvaldo Quintana Quinatana, de 30 años, le diera muerte con dos tiros de revólver por celos, como él mismo confesó.
por este hecho el imputado se encuentra en prisión preventiva en la cárcel de Cauquenes, a la espera de que concluya la investigación que lleva adelante el fiscal Francisco Ávila.

La llegada del féretro hasta la Parroquia san Ambrosio de Chanco, produjo nuevas y emotivas escenas de dolor cuando en medio de todos los concurrentes se pudo observar la presencia de la pequeña hija de Haydeé, siempre de la mano de su abuela y tías.
Tras la larga misa del sacerdote Francisco Hormazábal, los cientos de personas presentes allí, acompañaron los restos mortales de Haydeé Espinoza hasta el cementerio local, donde se produjeron fuertes escenas de dolor, especialmente en su padre, con quien tenía una muy estrecha relación, ya que como él señaló. “Yo quiero a todos mis hijos, pero ella era muy especial para mí”.
la Gobernadora Angélica Sáez reiteró el apoyo del Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet hacia la familia, a la vez que indicó que la Gobernación Provincial continuará con la labor de apoyo a las mujeres a través de los diversos programas que actualmente se llevan adelante, siempre desde una perspectiva global, porque un hombre maltratador es también un sujeto que necesita apoyo”.
En tanto, se encuentra analizando junto al Ministerio del Interior, la posibilidad de hacerse parte en la querella que se lleva adelante por este caso y de la cual ya es parte el Servicio Nacional de la Mujer (Sernam).

El imputado por este delito de parricidio arriesga la pena mayor que contempla nuestra legislación, la que llega a los 40 años de cárcel cumplidos de manera efectiva.
Fuente: El Centro
Foto: Gentileza La Voz de la Provincia