Cámara de diputadas y diputados rechazó los dos proyectos de quinto retiro

Una intensa jornada se vivió este lunes en la Cámara Baja, con ocho horas de debate y más de cien intervenciones en torno a los proyectos de retiros de fondo de las AFP. Una de las iniciativas fue ingresado por parlamentarios, mientras que la otra -de alcance más acotado- era de autoría del Gobierno. Al final de la jornada ambas propuestas fueron rechazadas.

Los defensores de los retiros a todo evento argumentaban tener en cuenta las necesidades económicas actuales de la ciudadanía y la libertad de disponer libremente de sus ahorros previsionales, eso pese a que según cifras entregadas por la Asociación de AFP, en junio de 2021, luego de los tres primeros retiros 2,1 millones de personas (los con menos recursos) vaciaron sus cuentas y con un nuevo retiro se proyectaba a que aumentaría a 5,5 millones las personas que agotarían sus fondos previsionales.

Por su parte, los defensores del retiro acotado del gobierno, argumentaba que hacer un retiro a todo evento conllevaría a seguir aumentando la inflación, que ya por estos días ha implicado un importante alza en el costo de la vida, además aseguran que con una inflación descontrolada se pone en riesgo avanzar en reformas más estructurales.

El diputado René Alinco (IND), autor de uno de los proyectos de retiro universal, sostuvo que las y los chilenos no conocen la gobernabilidad cuando tienen necesidades básicas. “Mi Gobierno pretende que renunciemos a nuestra obligación a legislar”. Agregó que el Ejecutivo habla de inflación brutal y que no se van a cumplir reformas estructurales. “Eso no puede ser”, enfatizó.

Por su parte, Jorge Durán (RN), también autor de otra de las iniciativas de retiro amplio, señaló que está a favor del retiro sin letra chica. A su vez, agregó que el Gobierno ayuda a las AFP, que siguen enriqueciéndose, pero son miles de familias abandonadas, con un nulo sistema de protección social y que no pueden llegar a fin de mes.

Quienes votaron en contra del retiro universal, como el diputado Gonzalo Winter (CS), estimó que los parlamentarios no solo están para enumerar las necesidades graves de los ciudadanos, sino también para buscar las soluciones. Sostuvo que los trabajadores echen manos a sus bolsillos no es lo ideal y que votaba en contra por convicción, “porque la hecatombe no va a ser en la economía, sino en el quinto quintil (personas más pobres) que no pueden acceder al retiro y que sufrirá el alza de precios”.

El proyecto del gobierno

El ministro Secretario General de la Presidencia, Giorgio Jackson, fue el encargado de detallar la propuesta acotada del Gobierno, para financiar ciertos ítems como pensión de alimentos, salud, deudas financieras e hipotecarias, entre otras. Explicó que no es el Estado el que decide, sino las familias las que deciden si ocupan esos fondos para destinos restringidos. “No son límites a la libertad, porque hoy no pueden acceder a esos fondos, son opciones”, planteó.

El ministro de Hacienda, Mario Marcel -en tanto- dijo que, a diferencia de retiros anteriores, hay afiliados que tienen saldo cero. Acotó que los que van a retirar son cerca de 10 millones de personas de mayores ingresos que van a gastar. Eso tiene un impacto en la inflación, agregó. Además, remarcó que la reforma de pensiones se ingresaría en el tercer trimestre de este año.

Cuando fue turno de los parlamentarios para referirse a la propuesta gubernamental las intervenciones estuvieron marcadas por la crítica al cambio de opinión con respecto a los retiros de quienes hasta hace pocas semanas se desempeñaban como diputados y hoy pertenecen al Ejecutivo. Sin embargo, el Gobierno obtuvo apoyos en quienes coincidían con los negativos efectos económicos de un quinto retiro.

Uno de los que intervino fue el diputado Francisco Undurraga (Evópoli), quien recalcó que su sector advirtió que los retiros eran una pésima política pública. “Preferimos pensar en su propia reelección por sobre el bienestar de la población”, preciso. A su juicio, la Sala de la Cámara se ha convertido en el símbolo de la anti seguridad social. Ello, al legislar para destrozar las pensiones que se prometieron mejorar.

Por su parte, Miguel Ángel Calisto (diputado DC), señaló que el proyecto del Gobierno tiene problemas de aplicabilidad, manifestando que este “va a contribuir a mitigar efectos del endeudamiento más que entregar un apoyo directo a los chilenos”. En este sentido, dijo estar a favor del retiro abierto sin restricciones. Asimismo, invitó a un gran acuerdo político para generar una gran reforma de pensiones vinculada a una reforma tributaria.

Una de las parlamentarias que defendió el retiro acotado del Gobierno fue la diputada por Maule Sur, Consuelo Veloso (RD), manifestando que hay que darle un auxilio a las familias haciéndose cargo de las necesidades más importantes. Al respecto, destacó que el proyecto permitía ponerse al día con deudas de salud, servicios básicos, deudas de crédito hipotecario y de consumo. Por otro lado, resaltó que también se permitirá ahorrar para subsidios de vivienda.

Finalmente ambos proyectos fueron rechazados; el de retiro universal ingresado por parlamentarios obtuvo 70 votos a favor, 70 en contra y 12 abstenciones, necesitaban el respaldo de 93 votos, ya que correspondían a reformas transitorias de la Constitución. Mientras que la iniciativa acotada ingresada por el Gobierno se rechazó con 68 votos a favor, 83 en contra y 1 abstención, requería un mínimo de 78 votos. Sin embargo, a diferencia de los proyectos parlamentarios, el Gobierno tiene una opción. Esta consta en hacer uso de la herramienta de la insistencia, presentando el texto ante el Senado.

Cauquenesnet.cl

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: