Coronavirus: Mantenga el distanciamiento físico, pero rebélese al distanciamiento social

La OMS y otros expertos, también han dado sus observaciones al respecto y proponen utilizar el concepto “Distanciamiento físico” y es que no quieren que se produzca una “desconexión” con los seres queridos, pues un aislamiento sin socializar puede afectar incluso la salud mental”.

Por: Patricio Alexis Díaz, Periodista – Editor General de Contenidos Cauquenesnet.cl

Me molesta escuchar el concepto -ya tan masificado- de “Distanciamiento social” que se ha acuñado con la contingencia del Coronavirus en Chile y en otras pastes del mundo, para referirse a un distanciamiento físico mínimo de un metro para evitar contagios. Hay que mantener ese distanciamiento físico por seguridad, pero no tiene por qué distanciarse socialmente del mundo o de los que quiere.

Puede que sea una cosa conceptual, pero -en verdad- es mucho más que eso. Y es que la norma restringe reuniones “sociales” de más de 10 personas (por ahora) porque existe mayor riesgo de contagio, que en ese espacio físico le llegue una gota de saliva a la boca, la nariz o los ojos y contraiga el virus, pero no le impide socializar. No le dice enciérrese un su pieza, escóndase debajo de la cama y no le hable a nadie.

El distanciamiento social en este país está hace rato y se manifiesta en el diario vivir, en que puede estar al lado de una persona en la fila del banco, en la micro, en el metro o donde sea y no le importa -en lo más mínimo- cómo está o cómo se siente aquel al lado suyo. O sea, pese a haber una cercanía física -peligrosa en tiempos de Covid19- no necesariamente está socializando con esa persona.

El distanciamiento social, Se manifiesta en que le importa sólo su seguridad personal en lo material y económico, pero le es indiferente el sufrimiento de otros que son más desventajados socialmente o que la vida no les ha brindado las mismas oportunidades.

Se manifiesta en que si se contagia con Coronavirus y se agrava quiere que lo curen y lo salven lo antes posible, pero si no se ha contagiado discrimina al personal médico que está en la primera línea combatiendo la pandemia, exigiendo -por ejemplo- que no ocupe los ascensores de su edificio o que se vaya del lugar, y si su contagio no es tan grave, no le importan los demás y se pasea por los supermercados esparciendo el virus, sin tomar conciencia de que esa acción puede significar la muerte de otro.

Distanciamiento social, es cuando el otro no le importa, cuando le es indiferente lo que le ocurre a los demás.

Por eso, yo prefiero rebelarme a un distanciamiento social y prefiero mantener sólo el distanciamiento físico recomendado y necesario para no contagiar ni contagiarme. Y es que podemos seguir socializando -por ejemplo- a través de nuestros dispositivos móviles, el teléfono, una carta, una postal y puede mantenerse -aunque lejos físicamente- cerca socialmente.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y otros expertos, también han dado sus observaciones al respecto y proponen utilizar el concepto “Distanciamiento físico” y es que no quieren que se produzca una “desconexión” con los seres queridos, pues un aislamiento sin socializar puede afectar incluso la salud mental de las personas.

La epidemióloga de enfermedades infecciosas de la OMS, Maria Van Kerkhove, en una conferencia de prensa -el pasado miércoles 15 de abril- manifestó: “Hemos estado diciendo ‘distanciamiento físico’ porque es importante permanecer físicamente separados pero socialmente conectados”.

Por ello, si quiere estar más a resguardo del Coronavirus, basta con un distanciamiento físico de al menos un metros, no salir de su casa si no es necesario, lavarse las manos con frecuencia y usar mascarilla, pero -ojo- que eso no le impida comunicarse ni le implique volverse indiferente ante los demás o separarse socialmente de los que quiere y ama.

En este video Gonzalo Acuña toca el acordeón para sus padres, de 70 y 73 años, “Una chilena en París” de Violeta Parra es la canción elegida. Gonzalo sólo los ve a través de la ventana desde fuera de la casa y les toca el acordeón, mientras ellos bailan. Él se turna con sus hermanos para llevarle las cosas que necesitan. Aquí no hay contacto físico, pero nadie puede negar que el amor es infinito.

Por: Patricio Alexis Díaz Espinosa, Periodista y Licenciado en Comunicación Social UCSC, diplomado en Periodismo Digital de la UC. Editor General de Contenidos de Cauquenesnet.cl

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: