Pagar los 30 millones de pesos en efectivo hasta el mediodía del jueves y aceptar la intervención de la ANFP en la administración, serían las condiciones.

Sigue la nueva teleserie de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP), que la mantienen agarrada del moño con tres equipos de fútbol y ahora el sindicato de futbolistas que amenazan con paralizar la primera fecha de los torneos de transición en Primera A, Primera B y Segunda División.

En este nuevo -complejo- escenario, Andrés Fazio, vicepresidente de la ANFP, en coferencia de prensa, junto con descartar cualquier posibilidad que Barnechea juegue en Primera B, dio plazo a Independeinte de Cauquenes y Naval de Talcahuano, hasta el medio día de este jueves para pagar en efectivo la garantía de 30 millones de pesos.

Fazio señaló que “estos clubes no cumplieron con los requerimientos que se le hicieron, de las garantías que corresponden”, agregando que “el único objetivo que tiene esta garantía es resguardar el pago oportuno y cabal de las obligaciones con los jugadores”.

“Para nosotros resulta muy importante que esas exigencias se cumplan, porque esa es la única manera en que esta actividad va a avanzar a un efectivo y real profesionalismo”, manifestó Fazio, recordando -además- que en el campeonato anterior se tuvo que hacer uso de esas garantías en reiteradas oportunidades.

El vicepresidente de la ANFP indicó -también- que teniendo en consideración la situación de al rededor de 45 futbolistas y sus familias, que verían amenazada su fuente laboral por este periodo y ante el compromiso de Independiente y Naval de estar en condiciones de pagar las garantías, se extendió hasta las 12:00 horas del jueves el plazo para que se cumpla la reglamentación.

Sin embargo, hubo tres condiciones esenciales e irrenunciables:

  1. El pago debe ser en efectivo.
  2. La situación de los finiquitos y obligaciones laborales y previsionales pendientes que tienen sus jugadores estén completamente solucionadas.
  3. Aceptar la intervención de la ANFP en la administración de dichos clubes.

“La ANFP intervendrá activamente para que estas obligaciones tanto para sus jugadores como para todos sus trabajadores y las leyes correspondientes sean cumplidas por el periodo que dure el campeonato siguiente”, indicó el dirigente del ente rector del fútbol chileno.

Y dejando entrever la poca pulcritud en la administración de ambos clubes, enfatizó en que esto “quiere decir, que nosotros estaremos fiscalizando cada una de las actividades que estas administraciones realicen, insisto, para que se cumplan estrictamente y cabalmente todas las obligaciones a que se hayan comprometido con sus jugadores”.

Por su parte, Independiente de Cauquenes, a través de su Facebook oficial, publicó: “ESTAMOS ADENTRO!! El rojo fue aceptado nuevamente en el campeonato de segunda división del fútbol chileno!”. Dejando entrever que ya se canceló la garantía exigida.

Por: P.A.D.