El animal de 16 metros de largo y al rededor de 15 toneladas de peso finalmente fue sepultada bajo la arena de la playa a la que el mar la traja ya muerta.

Pasado el medio día de este viernes, la Ballena sei que varó en la playa de Pelluhue, frente al estadio de la comuna, fue sepultada en un inmenso hoyo hecho con maquinaria pesada en la misma playa a la que el mar la trajo una vez ya fallecida, pero a unos 120 metros del lugar preciso en que encalló.

Fue la mañana del jueves cuando los habitantes de Pelluhue se sorprendieron con el cetáceo de 16 metros de largo, una Ballena sei que no es frecuente que se acerquen a zonas costeras del continente -claro- exceptuando cuando ya han perdido la vida y el mar las arrastra a la costa.

Este tipo de ballenas está en peligro y según la ONG Whale and Delphin Conservation (WDC) sólo hay 40 mil ejemplares en el mundo.Las mayores amenazas que enfrentan son la contaminación química y sonora, los choques con embarcaciones, el cambio climático, los sonares y el ancallamiento en redes de pesca. Hay expertos que indican que -probablemente- uno de estos factores como haber chocado con una embarcación podría haber sido la causa de muerte del ejemplar que varó en Pelluhue.

Sin mayor ceremonial a eso de las 12:45 comenzó todo el operativo para retirar al animal del lugar en que se encontraba, funcionarios de la Armada lideraron las maniobras, y con maquinaria pesada se cavó un hoyo de cinco metros de profundidad, en la misma playa, en donde se sepultó al animal.

Era necesario llevar a cabo esta acción, puesto que la ballena arribó muerta a la costa y el proceso de descomposición ya estaba en marcha, por ende si no se procedía con rapidez el foco de infección y la peligrosidad de la emanación de gases producto de la descomposición podría transformarse en una emergencia sanitaria.

Además el ejemplar presentaba una extraña protuberancia, que hacía pensar a algunos entendidos que se trataba de una gran aglomeración de gases que podría explosar en cualquier momento, pero que el director de Sernapesca Maule, Carlos Cerda, aseguró se trataba de la lengua errollada del animal -probablemente- producto de un golpe.

El Capitán de Puerto de Constitución, teniente litoral Daniel Sarzosa, señaló que el operativo duró cerca de tres horas y en él participaron cinco marinos y una lanzcha Defender. “la Armada seguirá apoyando a la comunidad en las tareas de conservación del medio ambiente acuático y controlando la preservación de este tipo de especies”, aseguró.

De esta manera la ballena que sorprendió a los pelluhuanos ya descansa en paz.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por: Cauquenesnet.cl