La idea es adquirir cabañas o casas de bajo costo, que igualen o mejoren la forma de vivir de quienes perdieron todo por las llamas. Para lo cual ya comenzaron las cuadrillas a realizar trabajos y DIDECO a la adquisición para su implementación.
Juan Carlos Muñoz, alcalde de Cauquenes, comenzó toda una campaña para recuperar lo antes posible las casas y enseres de las familias que se vieron afectadas por los incendios en la comuna y para esto la denomino la “Campaña de la Dignidad”, donde solicita a colegas y amigos la donación de una casa prefabricada.

damnificados-x-if-en-cauquenes-02-cqnetEsto una vez que se supo que tras las más de 35 mil hectáreas quemadas, hay, hasta el momento un poco más de 40 casa dañadas, para lo cual Muñoz, informó que los dineros de las fiestas de verano y festival del Río irán en ayuda de nuestras familias, además de conversar con amigos y colegas Alcalde para que nos apoyen.
En la instancia Muñoz aseguró que la recepción ha sido positiva y ya los alcalde de Santiago, Felipe Alessandri, Vitacura, Raúl Torrealba, Las Condes, Joaquín Lavín, Providencia, Evelyn Mathey, Maipú, Cathy Barriga, la Fundación Levantemos Chile, por intermedio de Cristián Goldberg, la común de Talca, Juan Castro, el ex intendente Rodrigo Galilea y hasta el ex presidente Sebastián Piñera, se estarían cuadrando con la propuesta.
La idea es que las medias aguas que entregará, se supone, el gobierno, las familias las reciban para seguir ampliándose o para EL cuidado de sus animales, pero que vivan en las mejores condiciones posibles, en una casa prefabricada con dos habitaciones, living, comedor, cocina América y baño.
Además la Municipalidad de Cauquenes, por intermedio de su departamento social (DIDECO), ya realizó las respectivas entrevistas y estudios, para la adquisición de sus enseres, como ropas, camas, muebles, línea blanca.
Por otra parte, las cuadrillas municipales, ya están trabajando en la realización de los respectivos radiar, donde se instalarán las futuras viviendas para los afectados cauqueninos.

 

Por: Cristián Musa