El fin de semana pasado, un nuevo suicidio se registró en Cauquenes, la víctima fue Boris Enrique Alarcón Torrres, de 37 años de edad, quien se quitó la vida dura a fines de la semana pasada, no sabiéndose a ciencia cierta si se quitó la vida el jueves6 o el viernnes 7, puesto que en ninguno de estos días fue visto.

Lo cierto es que fue durante la noche del sábado cunado fue encontrado su cuerpo inerte colgando de un cordel en el baño de su casa, ubicada en el sector de Porongo. Y fue un hermano del occiso quien hizo el conmovedor hallazgo.
Según algunos antecedentes recavados, conflictos conyugales de reciente data habrían sido lo que hizo que este esforzado trabajador, de una conocida empresa maderera de la ciudad, pusiera fin a su vida.
“Era un buen hombre” comentó un vecino del suicida. “Tenía muchos amigos”, aseveró otro, lo que quedó ratificado por la masiva concurrencia que estuvo acomppañando a sus restos durante el velatorio allí en calle Pablo de Rocka, número #50 en la Villa Los Poetas y los muchos que hicieron presencia en el adiós postrero, durante sus funerales efectuados el martes 11 de diciembre, cerca del medio día.
Otras personas que conocieron al fallecido, Ricardo Boris Alarcón, comentaban que años atrás el padre del suicida tomo igual determinación, cuando se enteró quer lo afectaba una cruel enfermedad.

Fuente: La Voz de la Provincia
Adaptación:RG /CQTK