Funcionarios de la Brigada de Investigaciones Criminales de Cauquenes, dieron un nuevo golpe tras detener al autor de las lesiones graves que sufrió un hombre que bebía junto a su hermano y un invitado en la localidad de Coronel de Maule. El convidado al tratar de detener la pelea entre los parientes, terminó causándole graves heridas al mayor de los hermanos.

Los hechos se remontan al 10 de junio de este año, cuando los hermanos José Reinaldo y Carlos Muñoz Valenzuela bebían en su domicilio del sector de Tierra Amarilla en la localidad de Coronel de Maule, en esta comuna. En dicha ocasión, junto a ellos se encontraba Pablo Candia Candia de 36 años, quien estaba invitado a compartir con los dos hermanos.

Sin embargo, las horas fueron pasando y los dueños de casa, José Reinaldo (37) y Carlos, cada vez más bebidos -al igual que su invitado- comenzaron un intercambio de palabras que se inició cuando el mayor de los hermanos ordenó a su familiar que se fueran a la cama a descansar. Al ver que su orden no era cumplida se enojó y comenzó un forcejeo entre ambos hermanos que terminó abruptamente cuando Candia trató de separarlos.

Pero lejos de aquietarse la situación, por la intervención del invitado, éste fue duramente reprimido por parte de José Muñoz lo que no terminó ahí, pues Candia al ver que no aceptaba sus intentos por detener la agresión buscó un palo y le pegó en dos oportunidades en la cabeza y luego lo arrojó a las brazas de un fogón que habían encendido en la cocina para sortear las bajas temperaturas. Al caer la víctima sobre las brazas el fuego disminuyó su intensidad, quedando inconciente y resultando con quemaduras gravísimas en su brazo izquierdo y parte de la cara.

Acto seguido y pensando el agresor que el herido estaba fallecido lo tomó y como pudo lo trasladó al domicilio donde lo acostó en la cama y lo dejó tapado para evitar ser descubierto.

Al día siguiente, familiares encontraron a Reinaldo Muñoz con una herida en su cabeza y al destaparlo se percataron que su brazo izquierdo estaba completamente quemado y reseco por lo que fue llevado de urgencia al Hospital Base de Cauquenes, donde luego de estabilizarlo se decidió su traslado al Hospital Regional de Talca en el cual, debido a la gravedad de sus lesiones, se le amputó el brazo afectado. Como si fuera poco, la víctima (Reinaldo) quedó con su rostro desfigurado, permaneciendo en estado gravedad por varios días.
El detenido, quien habría confesado que arrojó a su víctima al fogón con la intención de quemarlo, registra antecedentes en su hoja de filiación por el delito de lesiones y un quebrantamiento por una condena de homicidio, por dar muerte a su propio hermano la década del 90 siendo encontrado culpable, pero obteniendo un beneficio de salida, el que utilizó para no regresar más al centro de cumplimiento penitenciario.

En la audiencia de Control de Legalidad de la Detención efectuada en el Juzgado de Garantía de Cauquenes se determinó su prisión preventiva fijándose un plazo para el cierre de investigación de tres meses.

Cauquenes.tk
Fuente: NDL
Foto: Imputado, Pablo Candia (NDL)