Con ampliación de su detención quedó Manuel Peña Landeros de 53 años, quien dio muerte a su hijo Andrés Peña Suazo de 29 en abril del año pasado con un tiro de escopeta en su cabeza y luego ocultó su cuerpo en la parcela que era de su propiedad.

A la salida del Juzgado de Garantía, el Fiscal de Turno Francisco Avila indicó que “la audiencia tenía por objeto informar al Tribunal de las constancias judiciales que obraban en nuestro poder, cuales eran las de entrada y registro, incautación, detención exhumación y grabación de las diligencias policiales y la Fiscalía solicitó la ampliación de la detención lo que finalmente fue acogido. Jurídicamente hay indicaciones que sería tres los cargos, pero falta redactar los hechos para que sea conforme a la realidad. Los cargos serian parricidio en grado de consumado, tenencia ilegal del arma e inhumación ilegal”.

El parricidio quedó al descubierto recién hace unas semanas cuando la conviviente del imputado entregó antecedentes a la Brigada de Investigación Criminal BICRIM de la Policía Civil en Cauquenes quienes tras diversas diligencias lograron establecer con exactitud el lugar del entierro ilegal.

El cuerpo de la víctima se encuentra en el servicio Médico legal de Cauquenes donde algunas muestras de tejidos ya fueron extraídas para ser derivadas a la región metropolitana con el objeto de conocer algunos antecedentes que permitan saber con exactitud las circunstancias del fallecimiento.

Hay que recordar que el único detenido por este caso y padre de la víctima ocultó en todo momento el hecho e incluso mantuvo amenazada permanentemente a su conviviente para que evitara entregar cualquier información que diera cuenta del hecho.

La nueva audiencia, esta vez para formalizar cargos hacia el detenido se efectuará el próximo martes en el Juzgado de Garantía de Cauquenes.

Fuente :NDL
Foto: CQTK