La excesiva ingesta de alcohol habría motivado una dura discusión entre un hombre y su padre, la que terminó cuando el progenitor hizo uso de su escopeta, propinando un mortal tiro a su hijo.

Personal del Laboratorio de Criminalística (LACRIM) de la Policía de Investigaciones de Talca trabajaba en el sector rural de Luicura, 12 kilómetros al sur de Cauquenes, para ubicar el cuerpo de Andrés Alejandro Peña Suazo de 29 años, fallecido a raíz de un tiro de escopeta propinado por su padre, Manuel Jesús Peña Landeros de 53 años, quien estaría confeso de la autoría del crimen.

Según se logró averiguar, la excesiva ingesta de alcohol de ambos se transformó en una discusión que terminó cuando el progenitor hizo uso de su arma de fuego propinando un mortal tiro a su hijo.

Tras ello procedió a cavar y enterrar el cuerpo de Andrés Peña al costado de un árbol en el sector rural de Liucura, camino a Pocillas donde registra domicilio.


Los hechos datan desde hace un año a la fecha, y dado que la conviviente del imputado estaba amenazada, sólo ahora pudo lograr dar aviso a Investigaciones para iniciar los trabajos de busqueda y encontrar el cuerpo.

El Fiscal de Turno del Ministerio Público en Cauquenes, Francisco Ávila, interrogó a Manuel Peña, consiguiendo la confesión del sujeto quien aparece hasta el momento como único responsable de la muerte de su hijo.

En tanto, los trabajos de excavación en el lugar podrían extenderse hasta esta noche.
La Fiscalía podría solicitar mañana ampliar la detención hasta el lunes a la espera de la formalizacion de cargos.
Fuente: Terra
Foto: Terra
Adaptado por: Cauquenes.tk