Respeto y valoración de la democracia

#OPINIÓN: «Es cierto que quien sea presidente no gobernará solo, hay otros poderes del Estado presentes y, al menos uno de ellos, se ve más equilibrado que la propia elección presidencial. Sin embargo, sin relativizar la importancia de la elección de este fin de semana, es fundamental señalar que en el contexto de elecciones las promesas o caminos que se ofrecen, siempre requieren de otros».

Por: Dr. Diego Durán Jara, rector de la Universidad Católica del Maule

Llegó la hora de decidir sobre la futura presidencia del país y, sin duda, dentro de un contexto de mucha discusión, mucha descalificación y de mucha reflexión política, académica y partidaria. En general, a la base de esta reflexión o discusión, la mayoría de las posturas, de ambas partes, señalan este proceso eleccionario como clave para el futuro mediato e inmediato de la nación, en otras palabras, en este voto, en la persona que será el futuro Presidente de Chile, se jugaría el futuro, la libertad, la democracia, entre otras dimensiones relevantes para el país.

Esto sin duda tendrá un impacto mayor, qué duda cabe de eso, ya que también están en juego roles simbólicos muy fuertes, no solo está el ser humano presente en cada candidato con sus luces y sus sombras, sino que también representaciones asociadas, declaraciones actuales o del pasado que los identificaron o los moldearon y que hoy son parte de las tarjetas de identificación con las cuales son reconocidos o que en este espíritu de despolarizar, se han ido desdibujando, espero yo, con un sentido genuino de buscar aglutinar, acoger al que piensa distinto y no solo desde una mirada más estratégica en la arena política, para poder hacerse de este digno sillón.

También es cierto que quien sea presidente no gobernará solo, hay otros poderes del Estado presentes y, al menos uno de ellos, se ve más equilibrado que la propia elección presidencial. Sin embargo, sin relativizar la importancia de la elección de este fin de semana, es fundamental señalar que en el contexto de elecciones las promesas o caminos que se ofrecen, siempre requieren de otros, no basta con el anhelo y la “buena voluntad” de quienes las prometen, necesitan de todos y cada uno, de renuncias también, se necesita priorizar para comenzar por los que más sufren, es imposible, es irreal, pensar que una elección per se cambia todo. Los cambios más profundos toman tiempo, eso no quiere decir postergar los inicios, quiere más bien poner el acento en el compromiso de cada uno por ese cambio, partiendo por el respeto, por la valoración de la democracia que nos ha llevado a este instante. Es la propia población las que nos tiene en esta tensión, es esta población que está en tensión y con ella en su conjunto deberemos avanzar todo lo que sea posible con todos los esfuerzos y sacrificios para lograr un Chile más justo, solidario y respetuoso del otro, cualquier otro.

Este fin de semana, no es solo un voto por el futuro Presidente, es un compromiso por hacer, desde la realidad de cada uno, un Chile mejor.

Por: Dr. Diego Durán Jara, rector de la Universidad Católica del Maule

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: