Antropoceno, la era plástica: ¿Qué efecto tienen los desechos plásticos en los océanos?

Los plásticos matan a millones de animales cada año, desde aves hasta peces y otros organismos marinos. Se sabe que casi 700 especies, incluidas las en peligro de extinción, se han visto afectadas por los plásticos. Casi todas las especies de aves marinas comen plásticos. La mayoría de las muertes de animales son causadas por enredos o inanición”

Imaginemos que somos geólogos situados en un futuro distante, un día estamos estudiando una capa de rocas y un análisis revela elementos sorprendentes: plásticos fosilizados, partículas radiactivas, una amalgama que conforma auténticos tecnofósiles. Tiempo marcado por la dominación humana sobre los recursos naturales. Demostrándole a estas civilizaciones futuras que “nuestro amor por el plástico” es uno de los hitos que indica el inicio del Antropoceno. Esta era se caracteriza por el impacto global que las actividades humanas han tenido sobre los ecosistemas.

La ONU ha definido que, en la era del Antropoceno (nuestra era), uno de los grandes problemas es el desecho plástico que amenaza a la biodiversidad, ya que la producción en rápido aumento de productos plásticos desechables supera la capacidad del mundo para lidiar con ellos; generando “islas de plástico” en los cinco giros oceánicos más grandes del planeta, la isla de basura que flota en el Pacífico triplica el tamaño de Francia. Nuestros fondos marinos están plagados de este material, al igual que los estómagos de gran parte de la fauna marina a nivel mundial. Incluso podríamos ponernos en un caso más catastrófico aún, cuando conocemos estimaciones que indican que al año 2050 el 99% de las aves marinas habrá ingerido plástico, además de que pequeñas piezas de este material que están suspendidos o sumergidos en el fondo del mar llamados microplásticos, los que están dispersos en todos los océanos del mundo.

¿Cómo pasó esto?

Los plásticos fabricados a partir de combustibles fósiles tienen poco más de un siglo. La producción y el desarrollo de miles de nuevos productos plásticos se aceleró después de la Segunda Guerra Mundial, transformando así la era moderna. Los plásticos revolucionaron la medicina con dispositivos que salvan vidas, hicieron posible los viajes espaciales, aligeraron automóviles y aviones, ahorrando combustible y contaminación, y salvaron vidas con cascos, incubadoras y equipos para agua potable limpia, no podríamos vivir con las comodidades de hoy, sin los plásticos.

Sin embargo, las comodidades que ofrecen los plásticos llevaron a una cultura del descarte que revela el lado oscuro del material hoy en día. Desde al menos los años cincuenta en EE.UU., la industria de la comida rápida y alimentos procesados han contribuido fuertemente a la generación de envolturas y paquetes. ¿Acaso hemos pasado por algún patio de comidas sin pensar en la cantidad de plástico desechado en un sólo día de atención a clientes? Por supuesto, los países occidentales no son los únicos perpetradores de la polución por macro y microplásticos en el mundo. China hoy se posiciona como el principal contribuyente a la contaminación por plásticos mal manejados, estimados en aproximadamente 60 millones de toneladas de desechos al año y a pesar de los esfuerzos realizados por manejar mejor los desechos, el problema continúa y parece no tener fin. 

No sólo algunos países contaminan más que otros. Distintos sectores socioeconómicos no empresariales parecen contaminar más, se ha demostrado que el estrato socioeconómico más bajo en Chile es el que tiene una peor actitud en buenas prácticas medioambientales. Este estrato tiene otras prioridades y no pueden siempre preferir un producto amigable al medioambiente, dado su alto costo en general, es por esto que es crucial aplanar la cancha. Hasta que no seamos capaces de incluirlo, va a ser muy difícil que podamos tener soluciones óptimas en el reciclaje. Entonces nos enfrentamos a un problema multifactorial y atacable en frentes distintos, donde todos los actores de la sociedad debemos colaborar para reducir nuestro impacto dentro de lo posible y heredar lo menos posible a nuestros hijos y nietos.

Daño a la vida silvestre

Los plásticos matan a millones de animales cada año, desde aves hasta peces y otros organismos marinos. Se sabe que casi 700 especies, incluidas las en peligro de extinción, se han visto afectadas por los plásticos. Casi todas las especies de aves marinas comen plásticos. La mayoría de las muertes de animales son causadas por enredos o inanición. Las focas, ballenas, tortugas y otros animales son estrangulados por aparejos de pesca abandonados o anillos de paquetes desechados. Se han encontrado microplásticos en más de 100 especies acuáticas, incluidos peces, camarones y mejillones destinados a consumo humano. En muchos casos, estos pequeños trozos pasan a través del sistema digestivo y se expulsan sin consecuencias. Pero también se ha descubierto que los plásticos han bloqueado el tracto digestivo o han perforado órganos, causando la muerte. También han confirmado daños en el hígado y a nivel celular, así como alteraciones de los sistemas reproductivos, lo que ha llevado a algunas especies, como las ostras, a producir menos huevos.

Los desechos plásticos proporcionan un vector de dispersión para microorganismos, patógenos y para especies invasoras que son consideradas uno de los principales causantes de la pérdida de especies a nivel mundial. Durante el tránsito, las partículas de plástico también pueden absorber contaminantes, representando así un nuevo vector de estas sustancias químicas en las redes tróficas marinas, con claras implicaciones para salud pública. 

Detener la marea de plástico

Una vez en el océano, es difícil, si no imposible, recuperar los desechos plásticos. Un interceptor de basura, pueden ser efectivos para recoger grandes piezas de plástico, como vasos de espuma o recipientes de comida de aguas continentales. Pero una vez que los plásticos se descomponen a microplásticos y se desplazan por la columna de agua en el océano abierto. Esto podría lograrse con mejores sistemas de gestión de residuos y reciclaje, un mejor diseño del producto que tenga en cuenta la corta vida útil de los envases desechables y la reducción de la fabricación innecesaria de plásticos de un solo uso. Lo expuesto desentraña que el gran desafío es disminuir la dependencia al plástico y así los residuos generados, llegando menos desechos a los vertederos y ambientes. Entonces, cimentar la cultura de las “tres R” (reducir, reutilizar y reciclar) en la sociedad es clave.

Tenemos que tener claro que los plásticos son un gran beneficio para la sociedad y para la facilidad de nuestra vida diaria, pero también existe una responsabilidad en su producción y su manejo que es crucial, para poder mantener un equilibrio entre su beneficio y sus efectos negativos, por esto es imperativo que generemos conciencia. Siempre es bueno recordar la frase de Horace Annesley Vachell “En la naturaleza no hay recompensas o castigos; solo existen consecuencias”.

AutoresJavier Antonio Pinochet Romero, Biólogo Marino, M.Sc en Ecología Marina, Estudiante del Doctorado en Sistemática y Biodiversidad, Universidad de Concepción. Cristián A. Gidi, M.Sc. en Bioquímica, Estudiante de doctorado en Ciencias Biológicas, área Biología Molecular, Universidad de Concepción. Andrea Navarro, Médico Veterinaria.

Referencias:

Arthur, C.D., Baker, J.E., Bamford, H.A. 2009. Proceedings of the International Research Workshop on the Occurrence, Effects, and Fate of Microplastic Marine Debris, in:

Energy Balance. Environ. Sci. Technol. 49 (24), 14597–14604.

Jones J.S, Porter A, Muñoz-Pérez J.P,Alarcón-Ruales D, Galloway T.S,Godley B.J, Santillo D,Vagg J,Lewis C. 2021. Plastic contamination of a Galapagos Island (Ecuador) and the relative risks to native marine species Total Environ., 789 (2021), p. 147704.

Pinochet, J., Urbina, M.A., Lagos, M.E., 2020. Marine invertebrate larvae love plastics: Habitat selection and settlement on artificial substrates. Environ. Pollut. 257, 113571.

Watts, A.J.R., Urbina, M.A., Corr, S., Lewis, C., Galloway, T.S. 2015. Ingestion of Plastic Microfibers by the Crab Carcinus maenas and Its Effect on Food Consumption and Energy Balance. Environ. Sci. Technol. 49 (24), 14597–14604.

Plastics Europe, 2017. Plastics- the Facts. 2017. Analysis of Europe an plastic production, demand and waste data. 2017, Brussels, Belgium. https://www.plasticseurope.org/application/files/5715/1717/4180/Plastics_the_facts_2017_FINAL_for_website_one_page.pdf.

Reisser, J., Shaw, J., Hallegraeff, G., Proietti, M., Barnes, D.K.A., Thums, M., Wilcox, C., Hardesty, B.D., Pattiaratchi, C. 2014. Millimeter-Sized Marine Plastics: A New Pelagic Habitat for Microorganisms and Invertebrates. PLoSOne 9, 100289.

Ritchie H, Roser M- 2018. Plastic pollution. https://ourworldindata.org/plastic-pollution.

Sussarellu, R., Suquet, M., Thomas, Y., Lambert, C., Fabioux, C., Julie., M.E., Le Goïc, N., Quillien, V., Mingant, C., Epelboin, Y., Corporeau, C., Guyomarch, J., Robbens, J., Paul-Pont, I., Soudant, P., Huvet, A. 2016. Oyster reproduction is affected by exposure to polystyrene microplastics113 (9), 2430-2435. 

Consultado el 12 de septiembre de 2021// https://www.diarioconcepcion.cl/ciencia-y-sociedad/2020/11/12/mauricio-urbina-estamos-a-tiempo-de-tener-posibilidad-de-solucionar-el-problema-del-plastico.html.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: