Los 30 años de Corazones: El disco que cambió el paradigma de Los Prisioneros

El trabajo más exitoso de la carrera de los sanmiguelinos rompe con su propia línea estilística cargada a lo social para pasar a la inmortalidad con una oda emborrachada de amor, sexo y dolor.

El disco Corazones de Los Prisioneros cumple 30 años desde su publicación, con canciones que son parte de la banda sonora de millones de chilenos y letras que hoy -más que nunca- cobran vigencia de la mano de movimientos sociales, feminista o gay, que han hecho de “Estrechez de corazón”, “Corazones rojos”, “Amiga mía” y otras joyas de este disco, verdaderos símbolos de su lucha.

La previa de Corazones

Con tres discos a su haber y tras el fracaso de La Cultura de la Basura, Los Prisioneros debían replantearse artísticamente en medio de una época de cambios. Sin Claudio Narea en las guitarras, ahora Jorge González y Miguel Tapia, suman a Cecilia Aguayo y Robert Rodríguez para reforzar el lenguaje de los teclados y guitarra, plasmando historias de amor que se alejaban de las letras sociales que marcaron a toda una generación.

“Cuando todos esperábamos un disco contestatario, apareció un álbum súper intimista con letras personales, pero que igual hacían un diagnóstico real sobre lo que estaba pasando en las casas o en diferentes espacios más comunes y corrientes”, relata el músico Pedropiedra, admirador de la banda y colaborador de González en su última etapa musical.

El público y los medios de la época esperaban que la agrupación nacida en San Miguel enfrentara los nuevos tiempos con la agudeza de antaño, sin embargo, se encontraron de frente con un trabajo que exploraba nuevos horizontes sonoros.

Ignacio Lira, editor y locutor de FM Tiempo, señala que “la manera en que (Jorge González) escribe canciones de abierto amor -o desamor- y que parece que nunca fue, a menos que te fueras derechamente al romántico, como Myriam Hernández, como Alberto Plaza; parece que nunca tuvimos una receta muy clara de cómo hablar de amor desde otros géneros. Tú no hablabai de amor con una guitarra, ¿cachai?”.

Para Julio Osses, biógrafo de la banda que escribió los libros “Exijo ser un Héroe” y “Orgullos y Pasiones”, lo especial de Corazones recae en su urgencia, evolución sonora y mensaje.

“En el fondo es un disco de Los Prisioneros, porque tiene la energía prisionera, pero ya es un disco de crítica al amor, yo diría. Ya no es un disco de crítica social, es un disco de amor romántico, de amor terrible, pero envuelto en un halo de baile. Ahora, se ha hecho desde siempre… Desde siempre como que tonos menores, sobre una base bailable. Lo hacían Los Beatles, lo hacía Mustang, pero nunca se había hecho así”, recalca Osses.

La emoción

La perspectiva confesional y su evolucionada propuesta auditiva hicieron converger mundos que parecían estar separados, la forma en que se abordaron el amor, el desamor y el deseo de una manera tan descarnada conectaron con una emocionalidad que aún lo vuelve atractivo.

“Me acuerdo que a mí Corazones me llegó hasta por las letras (…), tal vez el sonido, en su momento, no me gustaba tanto, a pesar que ‘Estrechez de Corazón’ la escuchaba una y otra vez y no podía entender, de dónde venía esa cuestión tan marciana. Yo en esa época escuchaba harto punk, pero no podía entender de dónde venía esto tan marciano de mezclar. Cómo a alguien se le podía ocurrir mezclar Camilo Sesto, New Order, con Donna Summer (…) No me entraba en la cabeza. Sabía que ahí había algo, una joya…”, asegura el periodista Julio Osses.

La apertura que nace con Corazones, se puede rastrear desde los primeros trabajos de La Ley y Lucybell, pasando por la nueva generación de músicos nacionales del Pop como Javiera Mena, Alex Anwandter y Pedropiedra, hasta rockeros como Angelo Pierattini, vocalista y líder de Weichafe que reconoce la importancia del disco y de la música de González como parte de sus influencias.

“Este disco me lo compré cuando salió. Con mi hermano lo escuchamos muchísimo. Creo que fue el que más escuché de Los Prisioneros. Es un discazo aunque en la época no se entendió como debía. La música de Jorge la llevamos en la sangre, crecimos y vibramos mucho con ella”.

Tuvieron que pasar décadas para que el paradigma musical que Jorge González vio con claridad a principios de los 90, se transformara en el canon con el que músicos actuales trabajarían en un mundo en el que las audiencias ya no se definen por bandos, gracias al Internet y a los servicios de streaming que permiten tener un público mucho más desprejuiciado, dispuestos a ampliar su abanico de sonidos con facilidad.

“Eran facciones y Jorge González está súper por sobre eso. Hoy día es fácil ser desprejuiciado. Es muy sencillo el ser ecléctico, es la manera de escuchar música, porque hoy día el acceso te lo garantiza, te lo permite, y todas las canciones del mundo están disponibles hace mucho rato, muy cerca y como te dejaron de costar, apostar a salir de tu paleta sonora habitual, es mucho más sencillo. Por eso hoy día creas públicos tan eclécticos”, asegura Ingacio Lira.

Con Corazones, la banda alcanzó las cuotas de popularidad que el contexto político previo al plebiscito no les permitió, giraron por gran parte del país, alcanzaron un sonido internacional y llegaron al Festival de Viña, escenario que fue testigo de una de sus últimas presentaciones. Así se cierra el primer capítulo de la historia de Los Prisioneros, pero al mismo tiempo deja una puerta abierta por la que entraría un público que –a 30 años de su lanzamiento– lo reconoce como un clásico inmortal, una historia original que hoy en día sigue más viva que nunca.

Mira la infografía interactiva

Por: Pablo Cerda, Víctor Monje y Patricio Alexis Díaz

Este reportaje fue realizado para DPD-UC 2018

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: