Tras datos obtenidos desde aplicaciones de rastreo, detectives de la Brigada de Investigación Criminal (Bicrim) de la PDI Cauquenes lograron dar con la ubicación de cuatro teléfonos celulares, que fueron sustraídos, en distintas circunstancias, a particulares que denunciaron ante la policía.

En coordinación con el Ministerio Público, la PDI desarrolló las indagaciones que permitieron generar diligencias, utilizando los programas de georreferenciación instalados en los propios aparatos celulares. Es así que los detectives cauqueninos llegaron hasta los domicilios de cuatro personas que mantenían en su poder los celulares, siendo detenidos por el delito flagrante de receptación, además de proceder a la incautación de los teléfonos, celulares que fueron avaluados en más de un millón de pesos.

Por instrucción de la fiscalía local de Cauquenes, los smartphone incautados por la PDI fueron devueltos a sus legítimos dueños previa acreditación de su propiedad. En tanto que los detenidos fueron dejados en libertad, previa citación al Ministerio Público.

En todos los casos, los cuatro sujetos adujeron que los teléfonos los compraron a terceras personas a un valor muy por debajo del establecido en el comercio formal. Además, ninguno de ellos mantenía boleta o factura que acreditara la procedencia de los aparatos tecnológicos.

 

Cauquenesnet.cl