Con los incendio forestales de enero pasado fueron 38 las familias cauqueninas que perdieron sus casas.

“Obtuve mucha ayuda, gracias a Dios y Serviu que me está construyendo una casita superior a la que tenía, porque antes tenía una casa de madera”, señaló Ema Moraga, damnificada del sector el Otoñal de Cauquenes.

En la Provincia de Cauquenes se trabaja arduamente en la reconstrucción de las viviendas de 38 familias que fueron afectadas por los incendios forestales del pasado verano.

La Delegada Provincial de Serviu Carla Álvarez, indicó que ya se entregaron 7 viviendas, 10 están a la espera de la recepción municipal, 19 se encuentran en ejecución y 2 de ellas están a la espera de la aprobación de la Dirección de Obras Municipales para iniciar las obras.

“Podemos ver casos muy buenos, como por ejemplo personas que antes del incendio no contaban con agua potable, ahora con la solución habitacional cuentan con este servicio básico, la Presidenta Michelle Bachelet estaba muy preocupada de mejorar la calidad de vida de estas familias y la gente está muy agradecida por eso”, indicó Carla Álvarez.

Agregó, que “la mayoría de estas familias son de sectores rurales, lugares alejados de la comuna de Cauquenes y ellos nunca pensaron que iban a tener esta solución. Ya vamos en un 75% en el proceso de reconstrucción, por tanto como gobierno estamos muy satisfechos, porque con cerca de 800 UF, algo así como 21 millones de pesos, hemos podido construir viviendas con altos estándares de calidad y seguridad”.

Las viviendas tienen una superficie de 75 metros cuadrados, con 2 habitaciones, baño, living, comedor, estar y cocina, lo que responde ampliamente a las expectativas de las familias, que mejorarán de manera considerable su calidad de vida.

“Hemos observado con mucha satisfacción como el compromiso de reconstruir estas viviendas se ha dado en plazos razonables, la gente está bastante satisfecha, lo que nos deja tremendamente contentos, estas soluciones habitacionales han sido muy ágiles, ya hay casas entregadas. Esto nos permite que las soluciones definitivas están absolutamente abordadas y en distintas etapas, por lo que ellos están reconstruyendo sus vidas con normalidad”, manifestó Gerardo Villagra, Gobernador de la Provincia de Cauquenes.

Agregó que este es un subsidio muy significativo para los damnificados, pues con este beneficio se ha eliminado el concepto de obra gruesa habitable ya que las viviendas se entregan terminadas, o sea llegar y habitar.

Familias agradecidas

Las familias cauqueninas agradecieron la rapidez en el proceso de la reconstrucción y también la ayuda que le han brindado los funcionarios del Serviu en Cauquenes.

“Obtuve mucha ayuda, gracias a Dios y Serviu que me está construyendo una casita superior a la que tenía, porque antes tenía una casa de madera”, señaló Ema Moraga, damnificada del sector el Otoñal de Cauquenes.

“Yo con el incendio perdí todo, quedé con lo puesto, estoy feliz por la casa, por los maestros que me han ayudado, soñaba con una casa así y todo se hizo realidad. Antes yo no tenía ni agua”, concluyó Malvina Vega, damnificada del sector Porongo.

 

Por: Matilde Carrasco Escudero