La Roja está en Semifinales de la Copa FIFA Confederaciones, con tibio empate 1-1. El gol chileno fue de autoría de Martín Rodríguez.

Australia, en el papel un rival accesible, planteó un sinfín de dificultades a la escuadra dirigida por Juan Antonio Pizzi y el 1-1 con que se saldó el duelo de este domingo en Moscú fue el reflejo de un choque complicado, difícil y que Chile resolvió gracias al oficio copero que ha logrado cimentar.

Los Socceroos se pusieron en ventaja a pocos minutos del final del primer tiempo con un gol de James Troisi, resultado que si bien de todos modos clasificaba a La Roja, planteaba un escenario con mucha incertidumbre…

Para Chile fue inmensamente complicado plantear sus términos en el estadio del Spartak. Con los oceánicos llenos de ímpetu por dar el gran golpe, los caminos al empate se cerraron y tuvo que aparecer el mejor volante mixto del mundo, con su derroche de pasión por la camiseta nacional, para llegar a la paridad. Arturo Vidal se tiró de cabeza a recuperar un balón intrascendente –literalmente de cabeza- para gestar el 1-1… El balón le llegó a Martín Rodríguez y el delantero no perdonó. Un empate que descomprimió el juego chileno y que permitió llegar al pitazo final con la certidumbre de la clasificación.

El miércoles, Chile se verá las caras en Kazán con el Campeón de la UEFA. Portugal, con Cristiano Ronaldo como punta de lanza, será el último escollo que le queda a La Roja para llegar a la finalísima de la Copa FIFA Confederaciones…

Un duelo de titanes, entre los monarcas reinantes de las dos confederaciones más poderosas del orbe.

Fuente: ANFP