Las autoridades de las cuatro Casas de Estudios – reunidos en la clase inaugural del Doctorado en Educación en Consorcio- valoran que el proyecto avance con la idea de legislar aprobada por la Cámara de Diputados.

Avanzar en la legislación para introducir mejoras en el proceso, es el camino que los Rectores de las Universidades Católicas del Sur – UCSC, U. Católica del Maule y UC de Temuco- además del Rector de la UBB, esperan que continúe para el proyecto de Reforma a la Educación Superior, que este lunes fue aprobado para legislar en la Cámara de Diputados.

Tras la Clase Inaugural del Doctorado en Educación en Consorcio entre estas instituciones, el Rector de la UCSC, Chrsitian Schmitz, declaró que esperaban la aprobación de la idea de legislar, “pues con posterioridad todavía se tiene el margen de acción para introducir mejoras al proyecto”. Si bien la indicación sustitutiva tiene detalles, indicó, “luego se deben introducir cambios más específicos, como por ejemplo en instrumentos que aseguran la calidad, y el reconocimiento a la situación de las universidades regionales que me parece aún no están muy reforzados, además de mayor equivalencia de trato en los instrumentos de financiamiento entre universidades estatales y no estatales”.

El Rector de la UCM, Diego Durán, señaló que el proyecto está en una situación compleja. “Fueron tres años de discusión y en realidad solo en el último tiempo hemos sido escuchados y no durante el proceso”. Sin embargo, agregó, no legislar significaría la postergación por mucho tiempo, “y se han generado distintas expectativas en la comunidad que necesariamente uno tiene que dar respuesta. Si esto queda en nada, las frustraciones van a ser altas”. Cree que hay modificaciones que son interesantes, pero que se ha perdido la mirada de conjunto, lo que a su juicio debe tenerse en cuenta para poder lograr un buen proyecto.

Para Héctor Gaete, Rector de la UBB, “siempre las cosas pudieron haber estado mejor” señaló, pero el foco ahora es cómo hacer que la legislación avance en materias sustantivas, por lo tanto se expresó a favor de que los parlamentarios voten por la idea de legislar y en esa legislación, garantizar de la gratuidad. “Son cerca de 250 mil personas a quienes les hemos sacado el peso de la mochila del endeudamiento, chicos y chicas talentosos, que antes tenían como obstáculo para acceder a la educación superior, el dinero (…) los talentos están distribuidos igualitariamente, así que tenemos que sacarle de encima las barreras”, Asimismo, enfatizó, debe garantizar que haya acreditación de calidad obligatoria. “Tenemos en nuestras manos uno de los dos grandes sueños de las familias chilenas -la casa propia y la educación superior-, y eso merece respeto”

“Con la indicación sustitutiva se recoge en parte las aprehensiones que teníamos inicialmente los rectores sobre el proyecto” agregó Aliro Bórquez de la UC de Temuco, quien cree que tras la aprobación de legislar se pueden buscar los ajustes “a posteriori”. El Rector expresó su preocupación especialmente por las universidades más pequeñas, y que están en el sistema de gratuidad, por los niveles de incertidumbre que se generarían en caso de que el proyecto aún no se constituye en una ley: “En política nunca todo es 100% y hoy, si se logra aprobar, todavía tenemos oportunidades de mejorar la propuesta a través de las indicaciones sustitutivas”.