El senador UDI, en entrevista con Canal 24 horas, planteó que Chile Vamos pasó a una situación “muy positiva” con la candidatura del ex presidente, mientras que en el oficialismo “no se sabe bien por dónde caminar”.

Tras la proclamación oficial de Sebastián Piñera como precandidato presidencial, la coalición Chile Vamos pasó a “una situación muy positiva” porque Chile “necesita un liderazgo como el de Piñera” y contrasta con el oficialismo, “donde hay mucha división, conflicto y no se sabe bien por dónde caminar”. Así ve Hernán Larraín, senador de la UDI, el panorama político actual.

En entrevista a Canal 24 Horas, el parlamentario sostuvo que en su acto oficial Piñera “planteó bien los ejes, que estamos mal, paralizados y que no hay mejorías sin crecimiento; la sensación de un clima enrarecido donde cada día puede ser peor y que no se permite ver el futuro con esperanza”.

Uno de los aspectos más importantes y polémicos del período previo al anuncio de Piñera ha sido la relación entre política y negocios, en lo cual se encuentra la investigación por los casos Exalmar y Dominga, relacionados a su empresa Bancard. Sin embargo, Larraín destacó que “se ha generado un clima muy adverso en contra de él, porque hoy en día la política no se expresa en debates ni cuestionamientos, sino ofensas injuriosas y judiciales, y pareciera que el imputado ya es condenado”.

“Pero nada de eso ocurrió. Hay una querella que no tiene fundamento y se despejará. Son momentos comunicacionales que no dicen relación con la realidad. Hugo Gutiérrez (parlamentario que presentó querella contra Piñera por el caso Exalmar) cree en muchas cosas, pero no ha podido probarlas”, agregó el parlamentario gremialista.

Ante los cuestionamientos por la candidatura de Piñera mientras es investigado, el ex presidente de la UDI planteó que “cuando alguien se querella contra otro, no significa nada. Porque, si significa, entonces la mejor forma de operarme de un candidato es querellándolo, y es un absurdo que deba salir de la carrera sólo por ser imputado”.

El senador resaltó, además, que el ex mandatario “dijo que cumplirá la ley y espíritu de la ley, y eso marca un punto muy claro” y que el precandidato manifestó que separará su gestión de sus negocios, entregando así un “mensaje de confianza”.

“Él es un hombre de mucha fortuna, tiene una situación económica muy elevada y eso genera suspicacia, pero con él el país generará ordenamiento y renovará esperanzas”, agregó el senador.

Fuente: Canal 24 horas