Originalmente, esta fecha conmemora el Día de la Mujer Trabajadora en recuerdo a las numerosas luchas de las obreras por conseguir mejores condiciones laborales a principios del siglo XX.

Solo en el año 1977, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) adoptó el 08 de marzo como el Día Internacional de la Mujer. Sin embargo, esta fecha no recuerda un hecho en particular, sino varios: la muerte de 140 mujeres trabajadoras en una fábrica en Nueva York, las protestas de las obreras por mejores condiciones laborales y las manifestaciones de las sufragistas, entre otros.

La Carta de las Naciones Unidas, firmada en 1945, fue el primer acuerdo internacional para afirmar el principio de igualdad entre mujeres y hombres. Desde entonces, diversas organizaciones han creado un legado histórico de estrategias, normas, programas y objetivos acordados internacionalmente para mejorar la condición de las mujeres en todo el mundo.
En ese sentido más que “celebrar” esta fecha, es una oportunidad para reflexionar en torno al significado más importante que es la Igualdad de derechos entre hombres y mujeres…hemos avanzado, pero falta mucho por hacer.

Todavía están pendientes temas como la violencia contra la mujer, que sostiene altas estadísticas de femicidios y la brecha salarial entre géneros, solo por mencionar dos importantes.

Como sociedad, tenemos que seguir trabajando para conmemorar más avances en estos temas en un día como hoy.

Por: Dra. Ana Castro Rios
Escuela de Trabajo Social
Universidad Católica del Maule

“Las opiniones vertidas en esta columna son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente el pensamiento de Cauquenesnet.cl”.