Saben qué creo??….

No creo que a los hombres les moleste que una mina diga malas palabras o que asuma sus pelos de la vagina. Los hombres pasan de eso. Hasta aman los pelitos y las puteadas de su mina.

No nos equivoquemos amigas, centrándonos en estas boludeces. Lo que temen los hombres… La sociedad toda… Es que una mina se sienta libre de ir y venir, de acostarse con todos los 300. Que un día diga: Me voy de viaje 7 años a buscarme a mi misma, cuida a los niños (cual Gokú).

La sociedad le tiene miedo a la mujer que se pasa por la raja el rol que le fue asignado.

Entonces, no nos mintamos más con cientos de artículos y de páginas web hablando de estas superficialidades. Que body positivity, que los pelos de las axilas… Que puras leseras.

Hagámosle frente al hecho que seguimos tratando de puta a la minita rica de turno. Que se nos cae la cara de horror ante una chica que hace lo que se le canta. Que jamás podríamos aceptar como válida la carrera vaginal y que una doña flor y sus dos maridos nos hace salir corriendo a la iglesia a pedir perdón.

Por: María Elizabeth Cancino