Un año más se celebra el 14 de febrero, llamado “Día de los enamorados”, una fecha esperada por muchas personas para demostrar el amor hacia sus parejas, en este contexto el Servicio Nacionald de la Mujer y la Equidad de Género (SernamEG) quiere aprovechar la instancia para para invitar a la comunidad maulina a reflexionar sobre “los mitos del amor romantico”.

La Directora regional del SernamEG Maule Beatriz Villena Roco invita a todas las parejas y comunidad en general a construir y celebrar el amor sin violencia. Enfatizando en que “debemos comenzar a cuestionarnos que tipos de relaciones y estilos amorosos son los que estamos mostrando a la infancia y juventud para que hoy en día tengan tan asumido, normalizado y justificado la aceptación de comportamientos abusivos y violentos en las relaciones de pareja, entendiendo que es compatible el amor con el maltrato”.

La autoridad Regional junto a profesionales de la institución se encontraran este 14 de febrero desde las 12:00 horas en dependencias del Portal Centro en Talca informando, sensibilizando e invitando a las parejas, juventud y comunidad maulina que circule por el Centro Comercial a desmitificar las ideas erróneas que se tienen sobre al amor y que generan en relaciones tóxicas y desiguales.

Los mitos del amor romántico perpetúan la violencia de género, creer en frases que dicen que; “el amor duele”, “la media naranja”, “el alma gemela”, “sin ti no soy nada”, “quien te quiere te hará llorar”, “los celos son muestras de amor”, “el amor todo lo puede”, entre otras, es entender el amor desde la posesión y que incluso por amor se puede matar. Todos estos mitos provienen de factores culturales y sociales que influyen a temprana edad a través de modelos de socialización, la crianza, el apego, sumado a la influencia de los medios de comunicación a través de las telenovelas, películas, canciones, redes sociales, trasmiten contenidos que refuerzan una cultura machista, de pertenencia, de relaciones desiguales entre hombres y mujeres.

Beatriz Villena Roco, señala que “tenemos que dejar de creer en estos mitos y dejar de verlos como algo natural en las relaciones de pareja y comenzar a entender y creer que el amor sano no duele, no es sufrimiento, que no necesito una media naranja para desarrollarme como persona, que el o la otro u otra no tiene que ser igual a mi y amar igual que yo, que los celos son muestras de desconfianza y control y que cuando hay violencia el amor no todo lo puede”.

Por último hace un llamado tanto a hombres como mujeres a ver a sus parejas como sujetos y sujetas de derecho y no como objetos de nuestra pertenencia, libres de toda forma de violencia y en el plano de igualdad, respeto mutuo, la libertad e independencia, solo de esta manera podemos aspirar a tener un amor sano y relaciones adecuadas e igualitarias.

 

Por: María Paz Valdés