Más de 200 hectáreas de bosque nativo costero con presencia de Hualo y Ruil fueron afectadas en la comuna Empedrado. Específicamente, el Ruil, especie endémica de Chile, de carácter muy primitivo, declarado “En Peligro” de extinción el año 2007, presenta un daño importante, sin embargo se está elaborando un instrumento denominado Plan de Recuperación, Conservación y Gestión del Ruil que permitirá proteger y recuperar este Monumento Natural.

Profesionales de la Seremi del Medio Ambiente de la Región del Maule, junto a académicos de la Universidad de Talca, efectuaron un recorrido por distintas laderas montañosas en la Cordillera de la Costa, específicamente en la comuna de Empedrado, para constatar la situación de los rodales de Ruiles, producto de los incendios forestales.

El Ruil (Nothofagus alessandrii) es una especie endémica de Chile y del Maule, con distribución restringida que fue declarada “En Peligro” de extinción el año 2007, por parte del Ministerio Secretaría General de la Presidencia. Actualmente, se localiza en fragmentos rodeados severamente por vegetación exótica -plantaciones de Pinus radiata y Eucaliptus globulus-, entre los ríos Mataquito y Curanilahue, lo que ha generado una fragmentación y disminución permanente de sus hábitats.

Esta situación además, se agravó porque los últimos rodales de Ruiles en la comuna de Empedrado fueron afectados por el incendio forestal “Las Máquinas”, el que destruyó miles de hectáreas de vegetación en las comunas de Cauquenes, Empedrado y Constitución en la Región del Maule.

Al respecto, la Seremi (S) del Medio Ambiente de la Región del Maule, Ana María Morales sostuvo que “los incendios forestales ocurridos recientemente han generado una pérdida enorme de la flora nativa arbórea y arbustiva y de la fauna silvestre. El día de hoy, hemos visitado la comuna de Empedrado y constatamos que tres áreas que ostentaban bosques con un alto valor de conservación, se encuentran lamentablemente calcinados o muy dañados; por lo que es necesario trabajar en la recuperación del bosque nativo, en conjunto con las instituciones públicas y privadas, la academia y organizaciones no gubernamentales”.

Plan de Recuperación, Conservación y Gestión del Ruil

Conjuntamente, la autoridad (S) de la cartera medioambiental regional, explicó que uno de los lineamientos del Ministerio del Medio Ambiente, tiene relación con la elaboración de Planes de Recuperación, Conservación y Gestión de Especies. En este caso, “se está proyectando un instrumento que permitirá proteger y recuperar el patrimonio forestal, específicamente nos referimos al Plan de Recuperación, Conservación y Gestión del Ruil, lo que permitirá realizar acciones destinadas a mitigar las amenazas que afectan a esta especie, acompañado de programas de educación y difusión para sensibilizar a la comunidad sobre la importancia de velar por la recuperación, conservación y gestión del Ruil y su hábitat”.

En tanto, Pedro Garrido, parte del grupo de elaboración del Plan de Recuperación, Conservación y Gestión del Ruil, indicó que “lo que hemos visto recorriendo de forma preliminar en algunos predios con presencia de Ruil, es que hay sectores en que los efectos del incendio han sido muy intensos, hemos visto que se ha quemado una porción importante de los Ruiles, no sólo a nivel de suelo sino también en las copas, el fuego alcanzo el dosel de los ejemplares y quemó las hojas”.

“Es un nivel de daño importante porque además ésta especie es de ambientes sombríos y húmedos, de temperaturas más templadas, entonces mucho de los ejemplares se deshidrataron y perdieron el tejido foliar y están expuesto a una insolación más directa. Hay una afectación directa sobre los rodales de Ruil en la comuna de Empedrado, mayor a las 200 hectáreas y lo lamentable es que ésta era una de las comunas con mayor superficie de Ruil relativamente continua en la Región”, enfatizó Garrido.

Por su parte, José San Martín, académico e investigador de la Universidad de Talca y colaborador en la elaboración del Plan de Recuperación, Conservación y Gestión del Ruil manifestó que “es impresionante y deprimente constatar la destrucción del fuego, sobre todo cuando es favorecido por ciertas variables, como es la falta de espacio entre la heterogeneidad del paisaje. Aquí se necesita reordenar el paisaje y el uso del suelo forestal en Chile, porque no se puede seguir con el modelo de plantación rodeando remanentes del bosque maulino que quedaba, y por lo que he visto, el bosque maulino en la Cordillera de la Costa, prácticamente está en vías de desaparecer, de extinguirse”.

Ruil carácter de relicto

El Ruil, al igual que otros árboles es de lento crecimiento con lo cual la adaptación al cambio climático es también lenta. Según señaló el investigador de la Universidad de Talca “el Ruil, es un caso muy especial, las características que tiene, la morfología de las hojas y la estructura de la flor es muy distinta al resto de las especies, se le atribuye un carácter muy primitivo”.

Añadiendo que “cuando se formaron los primeros bosques el clima era húmedo, casi tropical y con el tiempo apareció el clima mediterráneo, con estaciones muy marcadas y antes llovía mucho más, entonces cambio el clima empezó a llover menos, subió la temperatura y el Ruil quedó refugiado en aquellos ambientes que la radiación no es tan directa, y eso lo tiene en la exposición Sur y en altitudes inferiores a 500 metros. Es un especie que no logró adaptarse al cambio climático y se refugió en aquellas laderas que seguían con condiciones de hábitat -a lo que tenía históricamente- y por eso tiene el carácter de relicto”, sostuvo el profesor San Martín.

bosque-de-ruil-if-empedrado-02-cqnet

Por: Francis Román