La Fiscalía pedía la prisión preventiva en un recinto penal a lo que el tribunal no accedió, ahora no descartan ir a la Corte de Apelaciones para revertir la decisión.

 

Este miércoles a las 10:30 horas se efectuó la audiencia de formalización del brigadista de Conaf, Flavio Yévenes Díaz (21), y su amigo Jaime Díaz Orellana (20), acusados de iniciar un incendio forestal el pasado 1 de enero en el Fundo Paraíso del sector Molco, en Cauquenes.

Para la Fiscalía ambos imputados actuaron de manera dolosa, por lo que consideraban son un peligro para sociedad y por ende pedían el máximo de medidas cautelares, vale decir prisión preventiva en un recinto penal.

formalizacion-brigadista-01feb17-x-if-cauquenes-01-cqnetLa Gobernación de Cauquenes también se hizo parte de la causa y a través de su abogado, en la audiencia ahondó en la responsabilidad de Yévenes, puesto que en su calidad de brigadista de la Corporación Nacional Forestal (Conaf) existe mayor conocimiento respecto de lo ilícito del hecho.

Sin embargo, la jueza Bárbara Cabello no accedió a la petición de la fiscalía y dictaminó que el joven brigadista y su amigo quedarán con arresto domiciliario total, durante los seis meses en que durará la investigación.

Finalizada la audiencia, Mauricio Richards, fiscal regional del Maule, señaló que la fiscalía está evaluando recurrir a la Corte de Apelaciones para insistir en que la privación de libertad de los imputados en un recinto carcelario, es la única medida precautoria capaz de asegurar los fines del procedimiento.

Richards, indicó -además- que las medidas cautelares pedidas por la Fiscalía, se condicen con la gravedad del delito y las altas penas que se le asignan. “Estamos solicitando que se aplique la Ley” asegura.

Desde ayer, la Fiscalía del Maule cuanta con cinco días hábiles para concretar su apelación a una instancia superior, de no prosperar dicha solicitud se mantendrá la medida cautelar de arresto domiciliario total para ambos jóvenes durante los próximos seis meses fijados como plazo para el desarrollo de la investigación.

 

Por: Patricio A. Díaz