La exitosa segunda versión llegó a su fin el pasado sábado dejando de manifiesto el gran potencial viñatero artesanal de la zona y engrandeciendo -una vez más- la uva país. VidSeca -ahora- quiere instalar esta fiesta en el calendario de actividades de Cauquenes, mientras que para este 2017 se apresta a afrontar importantes desafíos.

El viernes 28 y sábado 29 de octubre se desarrolló la segunda versión de la “Fiesta del Vino País”, en la Plaza de Armas de Cauquenes, la celebración que busca destacar y exponer el trabajo que se realiza en la provincia en torno al vino artesanal, y que -además- festeja un nuevo aniversario de la Asociación  Gremial de Vitivinicultores del Secano de Cauquenes (VidSeca A.G.), fue señalada como todo un éxito.

El gran ganador de la versión 2016 de esta identitaria fiesta fue la Viña Cancha Alegre, quedándose con la competencia de la Cata a Ciegas, en la cual un panel de expertos evaluó cada uno de los vinos de la muestra, determinando que el mejor país corresponde a esta casa viñatera. El segundo lugar fue para la Viña Loyola, el tercer puesto quedó en manos de Covisanto, mientras que la cuarto ubicación fue para la Viña Don Víctor.

El triunfo de Viña Cancha Alegre, no fue al azar, su vino se ha hecho un nombre en el mundo vitivinícola, puesto que se han tomado con gran seriedad la misión de dar a conocer sus productos y su gran calidad, es así como en el último año ha desarrollado un exhaustivo circuito vinero, participando de ferias y muestra en distintos puntos del país, destacando por su “Garnacha”.

“Una fecha instalada en el calendario”

Replicar experiencias exitosas, también es parte de las tareas de VidSeca A.G, cuyo objetivo es agrupar a pequeños productores viníferos del territorio y establecer una plataforma que permita desarrollar la actividad artesanal de manera sostenible en el tiempo, para así evitar su desaparición.

El enólogo Felipe Zúñiga, presidente de la asociación, evaluó el evento como “sumamente positivo”, porque “vino a demostrar que Cauquenes es un territorio vitivinícola (…) Con más de 20 viñas exponiendo una cantidad enorme de vinos distintos, con identidad patrimonial, atendidos por sus propios dueños… Vimos como Cauquenes -también- se vuelca a una actividad cultural, compartiendo en la Plaza de Armas, en un ambiente distendido, donde se demuestra que el consumo responsable es mucho más cultural que un problema social”.

Zuñiga -además- puntualiza que ahora uno de los objetivos de VidSeca es tratar de lograr que la Fiesta del Vino País, sea “una fecha instalada en el calendario de actividades de Cauquenes”. Dice que “el desafío es que -si ya hubo una primera y una segunda- tiene que haber una tercera versión y esto lo digo -que es un desafío- porque hasta el minuto, bajo el alero del programa de gestión territorial de zonas rezagadas hemos recibido bastante ayuda; en términos logísticos, el encarpado, (etc)… En ese tipo de cosas -que salen bastante caras- han sido de bastante ayuda”.

Las novedades de VidSeca

La provincia de Cauquenes desde hace siglos desarrolla la tradición vitivinicultora, sin embargo, ha tenido vaivenes, sin llegar nunca a consolidar la actividad y ser reconocida como una de las grandes zonas productoras de vino en Chile.

Pero VidSeca, intenta cambiar ese estigma y pretende poner el nombre de Cauquenes en un lugar privilegiado. Felipe Zúñiga cuenta que “como asociación el desafío principal es poder concretar, dentro de este año, el primer embarque a China, donde vamos a sacar un vino común de la asociación”.

El Ingeniero Agrónomo -además- dice que otro reto es “instalar -entre otras cosas- un laboratorio enológico en el INIA, que preste servicio a la comunidad vitivinícola, abierto a todos los que se atrevan a agregar valor a los vinos y ponerlos en una botella”.

Finalmente resalta que otra de las metas importantes “es poder robustecer, de alguna manera, la homogeneidad de los vinos que presentamos en el territorio. El desafío es hacer un esfuerzo grande en transferencia, en capacitación, para poder levantar a los socios que todavía están un par de peldaños más abajo”.

La segunda versión de la Fiesta del Vino País, dejó claramente establecido que la tradición vitivinícola cauquenina sigue viva, principalmente gracias al trabajo de familias que aun cultivan sus viejas parras de uva país -en algunos casos centenarias- vinificando sus propios productos. Un esfuerzo que hay que reconocer, pues estos viñateros no solo están haciendo vinos, sino que imprimen un sentido de identidad y sello territorial a sus mostos, sin hacer intervención en el ciclo de la vid ni en la conservación de los vinos en bodega. Es una experiencia que hace volver a los orígenes y degustar el verdadero sabor del vino.

Artesanías

En el evento hubo -además- stand de artesanías, destacando trabajos en lana y en greda, de las Loceras de Pilén. También, fue la oportunidad perfecta para que los mismo agricultores que producen sus vinos artesanales, presentaran otros de los productos que realizan, como licores, aceite de oliva y miel.

La Fiesta del Vino País de Cauquenes en su segunda versión contó con el apoyo de Sernatur, Fosis, el Gobierno Regional del Maule, la Gobernación Provincial y el Municipio de Cauquenes.

Álbum de Imágenes

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Mira la nota en vídeo

 


Periodista: Patricio Alexis Díaz E.