En su intervención en la votación del proyecto de ley de reforma tributaria,  el Senador mostró su satisfacción por la forma en cómo el Senado y la comisión de Hacienda tramitó la reforma y se sumó a las críticas de algunos de sus pares por la forma en cómo este proyecto se discutió en la cámara de Diputados.

En cuanto a los objetivos del proyecto, el parlamentario por el Maule Sur dijo que en los aspectos centrales, la reforma tributaria no cumple con “el propósito de reducir la desigualdad”.

“Se dice que esta reforma tributaria tiene propósito reducir la desigualdad en el país. Sin embargo,  yo creo que no está demostrado, ni siquiera ha habido el intento de demostrar que con esta reforma se van a reducir las desigualdades”, declaró.

 “Aquí estamos aprobando muy a contrapelo una reforma cuyo objetivo no se conoce. El Gobierno no ha transparentado con claridad,  frente al Congreso y el país, en qué va a gastar en qué cosas concretas, no en ideas tan generales como mejorar la reforma educacional. Me parece que ahí hay un compromiso pendiente”, añadió.

Larraín manifestó su preocupación al respecto, argumentando que “lo que algunos tememos es que las platas no vayan a los objetivos precisos de reducir las desigualdades, sino que se diluyan en el mar sin orilla que es la ley de presupuesto”.

En ese sentido, el senador UDI se refirió a unas indicaciones presentadas, con un grupo transversal de senadores, a la comisión de Hacienda referidas a la transparencia y rendición de cuentas en el gasto público.
“Presentamos una indicación que tiene  que ver con transparentar los gatos de la ley de presupuesto y los gastos fiscales y en general para transparentar nuestra rendición de cuentas de las autoridades. Porque todas  las autoridades deben rendir cuentas y el esfuerzo que hemos hecho en este Congreso de rendir cuenta personal o institucional es importante, pero no ha ocurrido a nivel de la Ley de Presupuesto y como hemos visto con los mayores ingresos que se van a generar por esta reforma tributaria”.

Aunque esta indicación fue declarada inadmisible, pidió el compromiso formal del ministro de Hacienda, Alberto Arenas para que se considere en la discusión de la Ley de Presupuesto.

“Yo quiero formalmente recoger el compromiso del ministro de Hacienda, que entiendo que en la comisión de Hacienda manifestó que compartía el espíritu de la indicación. Se trata de plantear un mecanismo que permita, con un formato computacional adecuado, saber exactamente qué es lo que se propone con la Ley de Presupuesto”.

Adicionalmente, llamó al Gobierno a evitar el “clima refundacional” y “avanzar en los acuerdos” para los reformas que quiere impulsar.

Aseguró que la reforma tributaria “se está dando en un escenario complejo”, desde el punto de vista de la economía del país. Lo anterior, producto de “la desaceleración económica del país”.

“En este cuadro el clima refundacional no ayuda, porque genera incertidumbre. Chile no está en crisis, tiene problemas pendientes, se tienen que hacer reformas profundas, pero el clima refundacional no ha ayudado. Creo que es bueno que el Gobierno baje los niveles de su ansiedad, se tranquilice y que logre avanzar. Y la manera de hacer es a través de acuerdos, es lo que apoyamos desde esta bancada. En ese sentido creo que una política de acuerdo razonable y bien pensado es el mecanismo para avanzar”, finalizó.

Por: Juan Carlos Espinoza