los representantes de las cuatro provincias de la Región del Maule decidieron hacer un paro de brazos caídos.

El Consejo Regional (CORE) del Maule, con la totalidad de sus miembros (20 consejeros) ha tomado el acuerdo de abstenerse de todas las decisiones sometidas a su conocimiento, en razón a los argumentos que dieron a conocer mediante un comunicado de prensa.

1.   La modificación de la ley de Gobiernos Regionales que determinó la elección directa de los Consejeros Regionales, no consideró una serie de facultades y atribuciones que serían traspasados a los Gobiernos de cada Región.

2.   Por compromisos sostenidos con los representantes del Ejecutivo, se nos señaló que sería presentado “a la brevedad” una ley denominada “Ley Corta”, que regularía una serie de situaciones que posibilitarían dar respuesta a miles de ciudadanos y ciudadanas que esperan de nosotros la colaboración en la solución de sus necesidades.

3.   Cada día se nos hace más difícil cumplir con los compromisos adquiridos con los ciudadanos del Maule y ante el silencio de las autoridades que deben presentar una ley adecuada para traspasar atribuciones a los Gobiernos Regionales, hoy hemos tomado la decisión de abstenernos de la discusión y aprobación de los distintos proyectos presentados a nuestro pronunciamiento.

4.   Finalmente, solicitamos a los parlamentarios que cumplan su compromiso al momento de votar una nueva ley que respete la soberanía popular, en miras de una verdadera descentralización.

Por: Juan Carlos Thienel