Artista local, ex concejal, funcionario público y dirigente social y deportivo, Juan Carlos Soto Lara, la carta de Marco Enríquez-Ominami en la comuna para ser alcalde, que busca convertir al Progresismo en una tercera fuerza política en la zona y su candidatura municipal es sólo la pavimentación del camino que el PRO busca desarrollar en Cauquenes.
 
Lo que opina del actual estado de la comuna, cómo ha desarrollado su campaña y su idea al frente del municipio en entrevista exclusiva con Cauquenesnet.com

 
-¿Por qué decidió enfrascarse en esta aventura como candidato a alcalde?
-Yo fui concejal de la comuna desde el año 2004 al 2008. En ese periodo tuve una experiencia muy hermosa, de conocer los problemas de la gente, fui un concejal cercano a la gente, con compromiso de verdad. Yo soy un gestor cultural y a través de la música, he podido hacerme conocido, y a través de la concejalía pude darme cuenta que se podía proyectar una candidatura a alcalde con la idea de poder mejorar la participación de un cauquenes distinto, mucho más inclusivo, donde la gente participe de verdad. Y como alcalde quiero solucionar los problemas de la gente como es la falta de trabajo, dar más apoyo al emprendimiento y a las juntas de vecinos.
 
-¿En qué ha consistido su campaña?
-Los recursos siempre son escasos, pero estratégicamente lo hemos hecho a través del puerta a puerta, de la radio, para que la gente conozca nuestro mensaje y para que la gente nos conozca a nosotros, que por mi trabajo estamos comprometidos con la salud, que como dirigente gremial, como dirigente deportivo y como gestor cultural, hemos hecho un compromiso por Cauquenes por mejorar la participación para que seamos un Cauquenes distinto…
 
-¿Cómo ha sido el recibimiento de la gente?
-Hemos hecho puerta a puerta, hemos recorrido sectores campesinos, las poblaciones y la gente nos ha recibido de buena forma, porque somos nosotros los que vamos a la gente. No mandamos a amistades, ni comisiones, somos nosotros los que vamos a las personas. Tampoco andamos regalando dádivas, ni regalando nada. Nuestro proyecto político es el progresismo, que es un ideal nuevo para Cauquenes. Dando importancia a la salud, a la educación, donde hay un sentimiento tremendo de que Cauquenes no es atractivo por lo que estamos decayendo en el aspecto demográfico y aumentando la sensación de que Cauquenes no es atractivo para la gente.
 
-Las encuestas no lo han acompañado. ¿Cree tener verdaderas posibilidades de llegar al municipio de Cauquenes?
-Yo creo que la mejor encuesta va a ser el 28, ahí yo creo que vamos a conversar realmente si fue bueno o no fue bueno este esfuerzo. Las encuestas yo las tomo como una cierta creencia, como un perfume se huele donde no se ve, pero hay que tener confianza y no nos ha dado un gran respaldo, porque en este país hay un binominal que está enquistado en la sociedad. Hay algunos que tienen derecho a opinar y a ganarse los puestos públicos o los poderes de la democracia municipal, y aparecen otros nuevos rostros que han tratado de confundir a la gente. Nosotros hemos tratado de ir entregando propuestas y nuevas ideas… y la gente nos ha ido canalizando que tenemos la razón (…) Aunque las encuestas estén bajas estamos tratando de elevar ese porcentaje y más que el porcentaje mismo, estamos tratando de hacer ver que la gente entienda que Cauquenes necesita un cambio radical en la forma de hacer política.
 
-En Talca el Pro bajó a su abanderada y entregó el apoyo al candidato de la Concertación Alexis Sepúlveda…
-Ha habido pactos por omisión en algunas comunas donde el Progresismo no está presente. En Talca había una candidata, que lamentablemente marcaba cero puntos y ante esa realidad, obviamente era mejor dar apoyo  al candidato de la Concertación. Porque el Progresismo , de alguna forma va de la mano de la Concertación por estos pactos por omisión. En Cauquenes yo le pedí a Marco Enrìquez-Ominami que me apoyara y por ningún motivo nos vamos a bajar ni haremos decaer el apoyo a nuestro proyecto a futuro. Hay que seguir trabajando, porque el progresismo es una importante fuerza popular que está creciendo en Chile… Vamos a seguir luchando, vamos a seguir trabajando si las encuestas están bajas, porque son las propuestas las que nos interesan…
 
-Y si el PRO a nivel central le pide bajar su candidatura… Usted lo haría?
-Cuando vino Marco -la semana pasada- lo converse y me dijo que no había ningún interés en bajar la candidatura y me dijo: te vamos a estar apoyando. Ha habido mucho interés porque yo me baje, han venido muchas personas a hablar conmigo… Yo entré a esto porque tengo consecuencia, tengo cierta presencia en la política y yo voy hasta las últimas consecuencias porque Cauquenes necesita un cambio y ese cambio  el progresismo se lo puede dar, porque somos cercanos y conocemos la realidad de la gente.
 
-¿Quiénes le han pedido que baje su candidatura?
-Es gente de la Concertación, pero son comentarios, pero finalmente no ha habido nada a nivel central y si el partido finalmente lo toma yo como estoy ligado al partido la bajaré, pero (el PRO)ya no la bajó. Marco Enrìquez-Ominami estuvo la semana pasada y me catapultó como candidato hasta las últimas consecuencias.
 

-¿Qué proyecciones tiene el PRO en las elecciones de concejales?

– Tenemos cuatro candidatos a concejales que están trabajando fuertemente: Juan Ormazábal, quien es dirigente del Partido Progresista a nivel local y regional. Él es parte de la dirigencia y abogado joven; Está Claudia Amigo, una comunicadora social, una persona muy conocedora de los problemas de la gente; Está Leonardo Navarrete, un joven deportista, dirigente poblacional y Campesino, y está Maritza Torres, una dirigente del Barrio Estación, que ha trabajado por devolverle a la sociedad la participación. Ella es una dirigente muy comprometida con eso también. Así que tenemos buenos candidatos a concejales que conocen la realidad de Cauquenes, así que vamos a tener una buena votación, así que esperamos alcanzar un cupo que es lo que soñamos.
 
-¿Qué le parece la gestión del alcalde Muñoz en estos últimos cuatro años?
– Creo que el terremoto –de alguna forma- desordenó todo. Y creo que el alcalde está desordenado desde la fecha en que inició su mandato. Ha habido mucha improvisación, ha habido mucho el querer hacer cosas y no terminarlas… Hay proyectos que aun están por terminar como la plaza de Coronel de Maule, Pocillas… Ha habido una mala asesoría, se ha rodeado de malos asesores, lamentablemente. También ha hecho cosas, pero uno ve que son cosas mínimas. En el periodo en que yo fui concejal de la comuna –con el alcalde que estaba en ejercicio y que actualmente también es candidato- habían muchos proyectos; deportivos, de infraestructura para salud -Cecof, consultorios- los que no han tenido la vida que de alguna forma requerían . Ha habido abandono y falta de recursos para mejorar esas áreas, como salud, educación, el deporte…
 
-Y qué le parecen las diversas acusaciones que tiene el alcalde en Contraloría, en Fiscalía… Será reformalizado…
-El poder que ha tenido el alcalde es tan absoluto que él quiere hacer lo que quiere. Ahora la justicia es la que va a tener que determinar si es lícito o ilícito lo que él hizo. Yo dejo que la justicia cumpla su rol de hacer cumplir la Ley y si hay una falta grave, un dolo, un fraude o un abandono de deberes, bueno la justicia será la que debe hacer sentir su voz. Creo que no puedo opinar más allá.
 
-¿Por quién usted en ningún caso votaría el próximo 28 de octubre?
– Mira no votaría ni por la Concertación ni por la Derecha. Si yo no estuviera presente (entre los candidatos) votaría por Jaime Campos. Jaime Campos creo que tiene una nueva postura social que la he conocido de cerca por lo que hemos conversado y si él quisiera comprometerse socialmente con los temas de Cauquenes podría ser a futuro un buen alcalde, creo que le falta mundo, pero a futuro puede ser un gran político. Pero creo que hoy día yo tengo el convencimiento, yo ya estuve en ejercicio, ya fui concejal y he estado participando efectivamente en la parte gremial, cultural, sindical y estoy mejor posicionado que él.
Por: Patricio Alexis Díaz E.