Una desagradable sorpresa tuvieron una serie de turistas que llegaron a acampar al camping El Molino, en la comuna de Pelluhue; La razón, fueron víctimas de un robo que les hechó a perser las vacaciones.

Pero a comienzos, los temores porque se volviera a producir esta situación se fueron disipando, puesto que efectivos de la Policía de Investigaciones de Cauquenes, lograron aclarar el hecho y dar con el paradero de los autores del ilícito.

Es así como luego realizadas algunas diligencias y coordinados con la Fiscalía de Cauquenes, llegaron hasta dos menores de 15 años, identificados con las iniciales O.A.U.V. y E.O.M.V. quienes terminaron confesando ante el fiscal, que habían sido ellos quienes cometiron los robos en el mencionado camping.

Pero las indagaciones realizadas por los detectives cauqueninos no pararon ahí, puesto que pudieron determinar que en cuatro oportunidades ,los menores habían perpetrado el recinto para sustraer diversas especies, aunque los jóvenes antisociales habían señalado haberlo hecho en sólo dos oportunidades.

Pero cuando se incautó las especies, en poder de los pequeños landroncillos, las sorpresas lejos de acabar fueron aumentando, puesto que se les encontró nada más ni nada menos que una escopeta, la que se encontraba debidamente inscrita por su dueño el que procedía desde la ciudad de Concepción.

Además la policía civil pudo recuperar una pistola y un revólver de fantasía, cuya semejanza con las armas reales era imprecionante, a ello se suman 70 cartuchos de escopeta, exclusivos artículos de pesca, cuchillos y herramientas como martillos y alicates.Ambos púberes delincuentes son estudiantes, uno de los cuales reside en Pelluhue, mientras que el otro es oriundo de Cauquenes.

Adaptado Por: Red Géminis
Fuente: La Voz
Foto: Archivo