Luego de algunos traspiés legales que obligaron a licitar dos veces las millonarias obras del complejo deportivo del Barrio Estación, este martes se determinó que definitivamente que la constructora Ricardo Aguilera se hará cargo de los trabajos.

La empresa que se adjudicó la construcción del proyecto por casi 900 millones de pesos es la misma que había ganado la primera licitación, la que fue declarada desierta por un tecnicismo, ya que la señalada constructora había presentado un balance financiero en periodos mensuales, en consecuencia que las bases señalaban que debía ser semanal.
Salvado ese inconveniente en esta segunda licitación, todos los oferentes subieron los montos aduciendo costos más altos, por lo que ahora se debió esperar la aprobación del aumento de ese monto de recursos por parte del Consejo Regional (CORE), que finalmente terminó aprobando esa diferencia.
El proyecto considera la construcción de un estadio de fútbol con cancha empastada, piscina semi olímpica, otra para niños, zona de picnic, multicancha y cancha de tenis, todo eso dentro de las dos hectáreas que la municipalidad adquirió para esos fines el año 2003.
El alcalde Guillermo Badilla, recordó que “esto demorará más de lo esperado, pero estoy cierto que cuando las obras estén terminadas la espera habrá valido la pena”.
Este complejo reemplazará a la antigua cancha del Club Deportivo Caupolicán, la que fue cedida por esa agrupación para que en ella se construya el Liceo Ascención Jara, a mediados de 2003.
Respecto del inicio de las faenas, el edil indicó que podría partir esta misma semana con la entrega del terrenos a la constructora, “mientras que nosotros esperamos poner la primera piedra en enero”.

El Centro