Con la esperanza de que la primera etapa de construcció esté concluida antes de navidad, se iniciaron los trabajos de habilitación del balneario del Río Cauquenes.

Las primeras faenas consistieron en remover los escombros de lo que fue el Festival del Chuico, para lo cual se está utilizando maquinaria pesada, “contratada por la municipalidad con recursos propios”, como aclaró la administradora municipal María del Carmen Pérez.
Respecto de la calidad de las aguas del río, Pérez expresó su esperanza de que éstas no presenten niveles peligrosos de contaminación, “según sabemos ya no hay alcantirillados que viertan sus aguas en este río, por lo que esperamos que los propios vecinos no arrojen desperdicios al cause, ni lo intervengan ilegalmente”.
Aseguró que aunque no se pudiera habilitar para bañarse, el río si tendrá un entorno apto para picnic y para arriendos de botes.
El proyecto completo de habilitación del balneario del río Cauquenes considera la construcción de áreas verdes, instalación de agua potable, mejoramiento de baños, asientos y duchas públicas, todo por un monto cercano a los 50 millones de pesos. los trabajos de la maquinaria pesada deberán estar concluidos durante la presente semana, para dar paso al desmalezado y posterior cierre de las compuertas y comenzar a acumular agua.
Este balneario, considerado como “del pueblo”, está ubicado a poco más de dos cuadras del centro de la ciudad y por años fue el único lugar donde los cauqueninos de menos recursos podían capear el ca, por lo que miles de personas se daban cita en ese lugar durante los fines de semana.

El Centro