Autoridad dice que se trata sólo de un traslado mientras se repara el establecimiento.

El eventual cierre de la Escuela Doctor Meza, mantiene en alerta a los apoderados de ese establecimiento, quienes el miércoles protagonizaron una ruidosa manifestación frente a la Municipalidad.

La molestia y preocupación de los padres de los 250 alumnos que estudian al interior del mencionado colegio, surgió cuando se supo que sus hijos ya no podrían ocupar el recinto de la escuela, ubicado en la Avenida Doctor Meza de esta ciudad, debido a las fallas estructurales que presenta.

Si bien el mal estado del edificio se conocía hace cinco años, ahora debido a los trámites propios del proyecto de reposición que se lleva adelante, los alumnos y profesores deberán reubicarse en otros establecimientos de la comuna.

Esto es precisamente lo que genera los temores de un cierre definitivo, ya que los apoderados alegan que una vez que los alumnos sean reubicados, al igual que los profesores, “nadie nos asegura que este colegio vuelva a funcionar”. Este mismo temor se ve respaldado en el hecho que tanto la directora como la subdirectora jubilan este año y hasta el momento no se conoce de concurso alguno para su reemplazo.

La presidenta del centro de padres, Jacquelinne Wolchkovich, indicó que “nos dijeron a través del DAEM que el colegio lo iban a demoler y además que nuestros hijos iban a ser reubicados en otras escuelas, pero nos encontramos con la sorpresa de que existe poca cantidad de cupos y que dependen de las notas y del comportamiento”.

A lo anterior, los molestos apoderados alegan que desde el DAEM les comprometieron ayuda económica para comprar los uniformes de los colegios en los cuales fueran incorporados su hijos, nada de lo cual se ha reconocido ahora.

Por lo anterior es que acordaron una reunión de trabajo, a partir de la cual se concluyan los pasos a seguir, ya que no se descarta una toma total de las dependencias educacionales, que el miércoles estuvieron prácticamente todo el día paralizadas.

Respecto de las acciones que podrían emprender desde hoy, la dirigente de los apoderados señaló que “ello depende de la respuesta que nos den a una solución definitiva a lo que pedimos, ahí nosotros nos vamos a tomar definitivamente el colegio”.

Sobre este tema, en el municipio actuaron con mucha cautela, limitándose a señalar que conversarían nuevamente con los apoderados, a quienes se les aclarará que el colegio no se cierra, sino que sus alumnos serán reubicados como parte del proyecto de reposición que se lleva a delante.

El edificio de la escuela Doctor Meza data de la década de los ’40 y presenta evidentes signos de deterioro en su estructura, especialmente en techos y pisos de la segunda planta, de hecho como medida de urgencia tras el análisis de ingeniería que se hizo, se determinó derribar las barandas de concreto del segundo piso, las que fueron reemplazadas por estructuras de metal más liviano.

El temor a un cierre definitivo del colegio, encuentra asidero en las cifras recientemente dadas a conocer por el Director Comunal de Educación, Marcelo Pérez, quien al exponer frente al consejo comunal dio cuanta de la disminución de casi 300 alumnos anuales, por lo cual durante el presente año se cerrarán dos escuelas rurales y se fusionarán cursos en otras tres.

Fuente: El Centro
Foto:
Profesores y alumnos de la Escuela Doctor Meza en una de sus últimas apariciones públicas, en este caso el desfile de Fiestas Patrias realizado en septiembre pasado. Esta es una imágen que probablemente no se repita el próximo año, pues el edificio será demolido y sus profesores y alumnos reubicados en otros establecimientos (Red Géminis)