Dos incendios forestales mantuvieron la tensión -este fin de semana- en los equipos de emergencia de los oficinas de protección civil en la zona sur de la Región del Maule y las autoridades monitorean la zona para evitar el rebrote del fuego.

El siniestro de mayores proporciones se registró en la comuna de Chanco donde el fuego arrasó con 112 hectáreas, específicamente 70 de matorrales y 40 de pino.
El trabajo de las brigadas forestales permitió controlar la situación luego de varias horas de intensa lucha contra las llamas, mientras que en Linares, el fuego arrasó con 12 hectáreas de pino en el sector rural de Rabones, al oriente de la ciudad.
Allí, el sinisestro estuvo a no más de 100 metros de las casas, hecho que motivó la concurrencia de personal de Bomberos de Linares y Colbún, quienes debieron luchar con las ráfagas de viento que por instantes hacían peligrar la integridad de los bienes de las personas que viven en los alrededores.
Desde la madrugada, personal de Carabineros monitorea la situación y de ser necesario, según expresó el director Regional de la Oremi, Julio Castigioli, se solicitará la presencia en el lugar de personal de CONAF y del Ejército para evitar que el fuego siga avanzando.

Radio Universidad de Chile
Foto: Archivo CQTK