Aunque no hubo desgracias personales, fueron trece las personas que resultaron damnificadas, al quemarse todas sus pertenencias.

Minutos antes de las15 horas de ayer un feroz incendio acabó completamente con una modesta vivienda en la Población Rosita O’Higgins de Cauquenes.
El hecho quedó en evidencia cuando el Cuartel General del Cuerpo de Bomberos de esta ciudad hizo reiterados llamados a sus voluntarios para asistir al combate de las llamas. Mientras que desde otros puntos de la ciudad era visible una oscura columna de humo.

La vivienda siniestrada era de material ligero y estaba ubicada en la intersección de las calles Buenos Aires con Montero, en las cercanías de la escuela Rosita O’Higgins, en el sector nor poniente de Cauquenes.

Fue tal la alarma en el sector, que el lugar del suceso llegaron cientos de curiosos, incluso un carro de Bomberos fue impactado por otro vehículo que se dio a la fuga. Producto del golpe el carro bomba quedó con el sistema de calibraje de la presión del agua dañado. Lo que entorpeció la labor de los voluntarios.

La situación fue tan crítica, que incluso los pobladores se abalanzaron sobre la máquina, procediendo a abrir las llaves del sistema, lo que no provocó mejorar la situación. Todo se agravó, cuando se intentó recurrir a un grifo ubicado en el sector, el que resultó ser inútil, pues no contaba con la presión de agua suficiente para amagar el incendio.

En cuanto a las causas del incendió, que dejó a trece personas damnificadas, Carabineros y Bomberos señalaron que el siniestro se habría producido, presumiblemente, por la inflamación de un bracero que se encontraba al interior del domicilio.

Autoridades ayudan
La Gobernadora Angélica Sáez y el Alcalde Guillermo Badilla, una vez que se pusieron al corriente de la situación, instruyeron a sus respectivos departamentos de emergencia, para concurrir con ayuda inmediata a los damnificados, quienes quedaron literalmente en la calle.

Fuente: Red Géminis
Foto: Archivo