Con la entrega de material educativo a peatones y automovilistas en principal arteria de la ciudad se dio inició a la Campaña de Prevención de Accidentes de Transito.

La Mesa Regional de Prevención de Accidentes de Tránsito asociados al consumo de alcohol decidió este año adelantar la campaña que se realiza anualmente en vista del largo fin de semana de Fiestas Patrias.

De acuerdo a las estadísticas el mes de Septiembre es el mes en que se produce la mayor cantidad de siniestros, la mayoría de ellos relacionado con el consumo de alcohol.

En el país entre el 2001 y el 2006 se han generado 268.792 accidentes de tránsito, los cuales han dejado un saldo negativo de 9.849 fallecidos y 276.139 lesionados.En este mismo periodo la cantidad de siniestros derivados del consumo de alcohol aumentó en un 11,8%.

En la Región del Maule sólo durante el 2006 ocurrieron 405 accidentes provocando 334 fallecidos y 482 lesionados. La tasa regional de mortalidad por esta causa de es un 26,2 por cada 100.000 habitantes, siendo una de las más altas del país.

La Unidad de Comunicaciones de la SEREMI de Salud indicó que según las estadísticas las comunas con mayores tasas de accidentabilidad y mortalidad son : Talca, Molina, Licantén, San Clemente, Maule, Pelarlo, Villa Alegre y San Javier.

En la actividad tanto Carabineros como personal de la Secretaria Ministerial de Salud entregaron cartillas informativas alusivas al peligro de conducir bajo la influencia del alcohol.

La SEREMI de Salud Sofía Ruz Arellano manifestó que “los accidentes de tránsito se han posicionado como una verdadera epidemia social en Chile, alcanzando cifras alarmantes, por lo que estamos haciendo un llamado a la conciencia de los maulinos para que estas Fiestas Patrias no las convirtamos en una tragedia y podamos celebrar con responsabilidad y seguridad. Conducir bajo la influencia del alcohol es un riesgo que debemos evitar”.

Los próximos días la campaña se extenderá a otras comunas y Carabineros mantendrá un estricto control en carreteras y lugares de gran afluencia de vehículos.


Gabriel Rodríguez