En entrevista con Radio Agricultura, el presidente de la UDI, Hernán Larraín, sostuvo que la invitación del ex presidenciable Joaquín Lavín al Consejo Asesor para la Equidad Social es una maniobra política para dividir a la Alianza, aunque aseguró que será un intento “inútil”.

“Los intentos por dividir a la Alianza son inútiles. La alianza está sólida, y tiene convicciones de que tiene que trabajar junta”, aseguró el senador, quien resaltó que “todas estas estrategias de la politiquería profesional antigua no tienen destino, porque van a toparse con una voluntad resuelta de hacer una alternativa unida”. El timonel del partido gremialista sostuvo que el llamado de Lavín al Comité Asesor creado por la Presidenta Michelle Bachelet es un intento por generar conflictos al interior de la oposición, en especial luego que él a nombre de la UDI planteara que esta comisión era una manera de poner una “cortina de humo” a los problemas inmediatos de desigualdad social y bajos empleos.

“El pretender dividirnos tratando de destacar a uno que ayer cuestionaban como Joaquín Lavín… A quien cuando era candidato la Concertación se dedicó a hostilizar en forma brutal, y hacían un contraste con Sebastián Piñera en ese minuto porque no era amenaza, y hoy hacen lo contrario”, expresó. “Pero nadie se engaña, porque todos sabemos qué está buscando el Gobierno, así que tenemos claras las situaciones y no nos parece malo, al contrario, nos parece muy bien que Joaquín Lavín esté en esta instancia”, subrayó el parlamentario.

Hernán Larraín reiteró sus críticas a la iniciativa del Ejecutivo, que este jueves conocerá a sus integrantes, ya que corre el serio riesgo de convertirse en un “apéndice del Gobierno” y quedarse ahí sin plantear soluciones concretas a los problemas sociales de nuestro país.

“Necesitamos un consejo que sea autónomo y no un apéndice del Gobierno. Él tiene que participar al igual que la oposición, y los empresarios, trabajadores y los distintos sectores de la sociedad civil para dar una instancia de debate de mucha altura, pero no sé si esto es realmente eso. Lo que necesitamos es una cosa permanente y autónoma”, manifestó.

Larraín llamó al Ejecutivo a tomar medidas concretas e inmediatas para instaurar el “salario ético” en el sector público, y no a crear comisiones y consejos que no aseguran que los ingresos sean mejores y se ataque la inequidad. “El Gobierno es un mal patrón, no le paga bien a su gente.

Yo me pregunto, ¿necesitamos una comisión para solucionar problemas de esa naturaleza? Hay que hacer una cosa en serio porque subir las rentas es posible, y eso es lo que el Gobierno no hace”, afirmó.

Finalmente, el presidente de la UDI aclaró que las palabras de la senadora Evelyn Matthei en contra del padre Fernando Montes y de la Iglesia en general no representan al partido, y recalcó que la visión es unívoca. “Creemos y valoramos la postura de la Iglesia y en eso no nos equivocamos. La opinión de la UDI es esa, y entender que la Iglesia lo hace en el nivel que le corresponde, que es la guía ética y pastoral, porque su voz es autorizada. No hay dos opiniones al interior de la directiva”, sentenció.

La Segunda