Cuando todos pensaban que el tema de financiamiento de la educación municipalizada era cosa del pasado, las preocupantes cifras dadas a conocer ater por el municipio cauquenino volvieron a encender las alarmas.

Las frías cifras entregadas ayer en la sesión del Consejo Municipal dejan claro que incluyendo el aporte municipal -ya entregado y gastado- de 100 millones de pesos, el déficit de aquí a fin de año podría superar holgadamente los 150 millones de pesos adicionales.

Lo anterior se explicaría, según lo señalado por Marcelo Pérez, jefe del DAEM, en la merma de 379 alumnos, cifra superior a lo esperado, lo que implica una disminución importante en los dineros recibidos por conceptos de subvención, a lo que se debe agregar el tema que asumir el pago de indemnizaciones a profesores que se acogen a jubilación, a lo cual debe agregarse en los próximos meses el inicio del pago de las cuotas por conceptos del préstamo blando, recibido a principios de este año, el que apenas alcanzó para cancelar lo que estaba pendiente, pero no financió el actual ejercicio.

La razón en la baja de la matrícula no estaría solamente en el fenómeno de migración hacia colegios particulares subvencionados, sino principalmente a la baja natalidad registrada en la ciudad, lo que ha hecho que el presente año haya partido al sector privado el equivalente a todo un colegio de tamaño mediano.

Todo este panorama está haciendo que el sistema municipal de educación tenga serias dificualtades para pagar los servicios básicos como luz, agua y -eventualmente- podría poner en peligro el pago de las cotizaciones previsionales, lo que hasta ahora no ha ocurrido.

Por su parte el Municipio también, se encuentra con serios problemas para traspasar fondos adicionales a educción y hacerlo, como dijo el alcalde Guillermo Badilla, “implica dejar de ejecutar algun programa o dejar de pagar nuestros propios compromisos, es decir, esto es como desvestir a un santo, para vestir otro”.

Una de las alternativas estudiadas es viajar a Santiago y con cifras en mano hacer presente esta preocupante realidad a las autoridades centrales, aunque auello deberá eserar ya que el Consejo en pleno esperaba lograr una audiencia con la Subsecretaria de Desarrollo Regional, Claudia Serrano, pero la señalada autoridad estará fuera del país hasta inicio del próximo mes.

A juicio del concejal por Renovación Nacional, Juan Carlos canales, quien además es director del liceo más grande de la comuna, estas cifras “son preocupantes y demuestran que jamás ha habido voluntad política real para solucionar este tema y eso hace preguntarse si tanto el Gobierno como la propia Alianza habrá algún deseo de privatizar la educación”.

Por ahora y para enfrentar la emergencia, el municipio a través del Departamento de Finanzas se encuentra estudiando readecuar su también exiguo presupuesto de tal forma de apoyar en lo posible al Departamento de Educación Municipal, aunque ello implique el sacrificio de programas propios y obras proyectadas para el presente año.


El Centro