Familiares, amigos y compañeros de trabajo repletaron la iglesia San Alfonso para dar el último adiós al joven funcionario de Gendarmería, Germán Castillo Cortés, quien el martes recién pasado decidió abruptamente terminar con su vida.

La ceremonia por el descanso de su alma comenzó a eso de las 11:00 horas, para que a continuación el cortejo fúnebre acompañaran los restos del joven hasta el Cementerio General de la ciudad.

Germán Castillo cortés tenía 27 años de edad, estaba separado, desempeñaba funciones en la ciudad de Concepción y deja a una hija de sólo 6 años de edad.

La muerte de Castillo fue extraña y sin motivo aparente, la mañana del martes 24 fue a ducharse como cualquier día, sin embargo su tía encontró extraño que su sobrino llevara tanto tiempo en el baño por lo que fue a ver lo que ocurría. La sorpresa fue desagradable, su sobrino había decidido poner punto final a su existencia.

El caso estuvo a cargo de la Fiscalía Local en la persona del fiscal Francisco Ávila, quien instruyó ala Policia de Investigaciones para que hiciera las averiguaciones correspondiente para esclarecer este caso.

Cauquenes.tk