¿Por qué las organizaciones se están tomando en serio el compliance?

La Ley 20.393 impuso la responsabilidad penal a las personas jurídicas, una norma que solo recordamos cuando alguna organización la incumple. Pero tan importante es que es una de las razones por las que Chile hoy es parte de la OCDE.

Actualmente, no basta con ofrecer un producto o servicio de calidad. La sociedad exige transparencia, coherencia entre lo que se le promete y lo que recibe y, por supuesto, ética. Por eso, el compliance se ha vuelto tan importante para las organizaciones.

Contar con un conjunto de procedimientos y buenas prácticas permite identificar y clasificar los riesgos a tiempo. En un negocio hay muchos aspectos de los cuales ocuparse. Proveedores, canales de comunicación, recursos humanos, pago de impuestos y tantos otros. Sin embargo, “mantener saludable” a una compañía es parte del trabajo del compliance.

La abogada Paola Vidal, socia fundadora de Avogados, define el concepto como un conjunto de procedimientos y buenas prácticas que permiten identificar y clasificar los riesgos operativos que enfrenta una empresa. Como no es un tema que deba tomarse a la ligera, muchas organizaciones cuentan con un encargado de prevención, que es quien “va tomando decisiones permanentemente sobre cómo está funcionando la empresa, su estructura, sus colaboradores, sus trabajadores, sus clientes y su competencia”, explica.

Una compañía sin compliance está expuesta y las consecuencias de no medir los riesgos ni implementar medidas preventivas pueden ser gravísimas para la reputación. De hecho, aún se mantiene en la memoria colectiva el caso de una pesquera que fue condenada por soborno, mientras que un exsenador por fraude y cohecho. Después de un largo proceso, en Chile, se dictó la primera sentencia en contra de una persona jurídica, lo que llevó a esta organización a ser tristemente recordada por este hecho.

“La comisión de estos delitos puede darse debido a malas prácticas que llevan muchos años. En el retail, pueden originarse por metas que son casi imposibles de cumplir, lo cual podría derivar en un incentivo de negociación, que en realidad, es un soborno”, comenta Paola Vidal, especialista en compliance de Avogados.

La mejor manera de prevenir la comisión de delitos y los daños irreparables a la reputación es contar con una asesoría adecuada, algo indispensable en los tiempos que corren. “Esto pasó a ser relevante para el consumidor. Una empresa que tiene muchos reclamos por prácticas antisindicales, por malos productos retirados del mercado, es una empresa que es sancionada con no comprarle. Una sanción que antes no se veía”, sostiene la abogada. 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: