Con seminario sobre Crisis Hídrica en el Secano la Asociación Gremial Vinos de #Cauquenes celebró su tercer aniversario

Con una masiva asistencia que superó el centenar de personas, la asociación gremial de productores Vinos de Cauquenes, con apoyo del municipio local, realizaron este evento en donde se analizó la contingencia hídrica de la cuenca del Río Cauquenes y sus repercusiones en el área agrícola, con la participación de destacados expositores.

Al rededor de 150 personas quisieron hacerse parte del Seminario «Crisis hídrica en el secano», realizado el pasado 18 de mayo en el patio techado del Liceo Claudina Urrutia, organizado por la Municipalidad de Cauquenes y la Asociación Gremial Vinos de Cauquenes, evento con el que -además- esta agrupación de viñateros locales celebró su tercer aniversario.

Desde Vinos Cauquenes, indican que junto al la alcaldesa Nery Rodríguez, se impulsó esta iniciativa -enmarcada además en el aniversario 280 de la ciudad- con el objetivo de seguir sensibilizando e incluso -quizás- delinear, según dicen, «algunas medidas; a lo menos paliativas, que permitan enfrentar desde un espacio público privado el complejo escenario que tenemos por delante».

El evento contó con la exposición de destacados profesionales del área como; Mauricio Galleguillos, Ingeniero Agrónomo, M.S., PhD, Investigador del Centro de Ciencias del Clima y la Resiliencia (CR2) y académico de la Facultad de Ingeniería y Ciencias de la Universidad Adolfo Ibáñez; Elizabeth Ramírez, Ingeniera Agrónoma, Magíster en manejo de suelo y aguas de la Universidad de Chile y asistente de investigación de Proyecto Fondecyt 1210932; Alejandro Tumayan, periodista especializado en vinos y editor del sitio todovinos.cl, Magíster en Comunicación por la Universidad General de Río de Janeiro, y Patricia Rodríguez Jaure, Ingeniera agrónoma enóloga y directora de la Asociación Nacional de Ingenieros Agrónomos Enólogos.

Ante el interés despertado por las temáticas tratadas en la actividad y la urgencia de concientizar al respecto, la organización estaría trabajando en repetir la experiencia en un futuro próximo.

A continuación, transcribimos de manera íntegra el discurso con el que se inauguró el seminario «Crisis Hídrica en el Secano» el pasado 18 de mayo (2022):

«Saludamos a todas y todos quienes hoy día nos acompañan en este seminario que esperamos sea del todo muy ilustrativos para todos los presentes.

En el marco del tercer aniversario de la Agrupación Gremial Vinos de Cauquenes y en el contexto de los 280 años de vida de nuestra entrañable Comuna, hemos dado impulso junto a la Alcaldesa Nery Rodríguez a esta iniciativa que tiene por objeto seguir sensibilizando y por qué no, esbozar algunas medidas; a lo menos paliativas, que permitan enfrentar desde un espacio público privado el complejo escenario que tenemos por delante.

Cauquenes, Esencial y Vitivinícola

La fundación de Cauquenes en la ruta del Camino Real, tuvo como propósito unir la población que estaba dispersa en el territorio, asegurando el abastecimiento de los viajeros que se trasladaban entre Santiago y Concepción, siendo la ciudad de Cauquenes un punto de conexión de la principal vía existente en el tiempo de la Colonia. 

La tierra cruda (ADOBE) se utilizó como material de construcción principalmente de las casas o edificios mayores en Cauquenes. El adobe permitió construir la infraestructura necesaria para los centros agroindustriales, incluyendo las bodegas. Se construyeron instalaciones y equipamientos necesarios para las actividades vitivinícolas. Allí se colocaba los lagares para pisar la uva y obtener el mosto; las tinajas de fermentación; las vasijas de crianza y conservación del vino.

Alrededor del edificio donde se producía vino y/o aguardiente, surgieron otros edificios auxiliares donde se fabricaban tinajas, alambiques, toneles, trabajos de curtiduría, herrería, carpintería, entre otras actividades que ayudaban a la producción.

Los vinos se producían en lagares de cuero, se guardaban en vasijas de greda pequeñas, y sus aguardientes se fabricaban usando pailas de cobre y fierro. En aquella época, ya se hablaba de la buena calidad de los vinos de Cauquenes, a pesar de lo artesanal de la producción.

En general, la sociedad en torno a la viticultura estaba compuesta por albañiles y carpinteros; botijeros y toneleros; caldereros y herreros, entre otros. Sumándose los trabajadores calificados en el cultivo de la viña: podadores y viticultores, también los transportistas (arrieros y troperos). Una combinación étnica y civil: españoles y criollos; indios y mestizos; negros y mulatos; esclavos y libertos. Todos los cuales eran parte de este escenario y componentes importantes del paisaje vitivinícola cauquenino.

El papel de los viñateros fue protagónico en Cauquenes. Fueron viñateros con exiguas bodegas, que disponían de una pequeña propiedad que no superaba las 2.000 plantas de vid. Su producción era más modesta y artesanal, pero a pesar de esta condición, sus vinos fueron muy apetecidos en todo el Reino.

Muchas décadas han pasado pero el productor campesino, unidad básica de estas tierras que, con una capacidad de resiliencia enorme, supo ensamblar ancestrales técnicas de aprendizajes, métodos y prácticas tradicionales de vitivinicultura sin la intervención de tecnologías ni productos químicos que alteren su identidad.

En la actualidad estos viñateros representan el primer eslabón para comprender la elaboración de vinos con sentido de identidad y sello territorial, siendo su paradigma la elaboración de vinos con mínima intervenciones tanto en el ciclo de la vid como en su elaboración en bodega.

Vinos naturales, auténticos, libres, artesanales, salvajes, rústicos o acampados, son algunos de los adjetivos para definir una filosofía antigua que debe ser nuevamente puesta en relieve  y que   tiene como uno de los objetivos, el desarrollo sustentable y la puesta en valor de la actividad de  pequeños vitivinicultores  que generan desarrollo territorial, que son productores de sus propias uvas, elaboran y envasan sus vinos en origen y aseguran que hoy están «orgullosos de vivir esta experiencia de sabores e historia ligada al vino».

Estos fragmentos de la historia que han perfilado nuestra más ancestral vocación productiva y hoy dan cuanta de nuestro principal patrimonio esta a punto de desaparecer.

La ausencia de precipitaciones de agua y temperaturas inestables, erosión y desertificación de grandes extensiones de tierra forman parte del complejo escenario que hoy vive nuestro territorio.

No podemos soslayar que estamos inmersos desde hace 15 años en una profunda crisis hídrica, pasamos de una emergencia puntual a una crisis estructural.

Nuestra región del Maule registra déficit de precipitaciones entre el 60 y 80% comparado con el registro histórico 1980- 2010, a este panorama se suman alzas de temperaturas, menor recarga de acuíferos y caudales.

Estos datos se evidencian a simple vista en una disminución de praderas naturales, masa herbácea y arbustiva del territorio, junto a la escasez de agua para bebida animal y forraje.

Finalmente queremos reafirmar como integrantes de la asociación Vinos de Cauquenes AG. nuestra voluntad y disposición a colaborar en cualquier esfuerzo desde lo público y privado, tendiente a disminuir el déficit hídrico, que afecta a nuestros pequeños y medianos productores.»

Cauquenesnet.cl

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: