Aprueban norma impulsada por Senadores del #Maule para proteger la industria vitivinícola

Se elevan multas por actividades contrarias a la ley de alcoholes y el reglamento de vinificación. “Las diferencias políticas deben quedar al margen si queremos cuidar y potenciar una actividad muy importante para el país, pero sobre todo para una región como el Maule”, aseguró la senadora Ximena Rincón, quien presentó esta moción junto a Juan Antonio Coloma, Álvaro Elizalde, Rodrigo Galilea y Juan Castro.

Como un hito en la protección de la industria vitivinícola chilena, calificó senadora Ximena Rincón, la aprobación de la norma impulsada por los cinco senadores de la región del Maule y que aumenta las penas a las malas prácticas en la elaboración de vinos.

La legisladora dijo que la actividad vitivinícola no sólo es importante para Chile y, especialmente para el Maule, por sus niveles de producción y capacidad de crear empleos, sino que también por ser una piedra angular de la imagen país en el resto del mundo.

“Las diferencias políticas deben quedar al margen si queremos cuidar y potenciar una actividad muy importante para el país, pero sobre todo para una región como el Maule. Por eso, nuestro proyecto busca actualizar y modernizar las normas referidas a las sanciones administrativas contenidas en la ley 18.455; eleva los máximos aplicables, crea una clasificación de infracciones y establece criterios destinados a determinar la cuantía de las sanciones, además de incorporar la posibilidad de denunciar por parte de todo ciudadano ante la autoridad encargada de la fiscalización”, aseguró la parlamentaria.

La moción aumenta hasta cinco mil UTM las multas por infracciones gravísimas como la utilización de la denominación de origen en contra de la ley, lo que en la práctica es falsear la procedencia de productos característicos de una zona del país.

También propone calificar como infracción gravísima la mantención de edulcorantes u otras sustancias artificiales en establecimiento de vinificación sin que esté etiquetado su uso y las transgresiones a las normas de etiquetado.

“Este es un proyecto destinado a proteger una de las actividades económicas y culturales más trascendentes de la región del Maule y también del país. El aumento en las multas que establece esta iniciativa no hace más establecer concordancia con el daño que ciertas malas prácticas pueden causar a la industria vitivinícola y que, la norma actual, no son sancionadas con severidad ni proporcionalmente al daño económico y de imagen país que pueden provocar”, concluyó la legisladora.

Senador Castro: “El Maule es la capital del vino, por eso tenemos que defenderlo”

Por su parte el senador Juan Castro Prieto explicó: “Se aprobó un proyecto muy importante que fue presentado por los cinco senadores de la Región del Maule, donde se colocan sanciones a quienes adulteren el vino.

Tenemos una tradición y prestigio tremendo a nivel internacional por la calidad del vino. Los últimos años se han visto vinos adulterados o vinos de uva de mesa, los cuales se exportan haciendo pasar esos vinos como uvas viníferas y eso no lo podíamos permitir, por eso se generaron sanciones, controles, para lograr tener la calidad de nuestro vino exportable en el más alto nivel, asique muy contento y tranquilo, por lo que espero que este proyecto sea pronto ley, para que las sanciones sean reales y ejemplificadoras para quienes cometen ese delito”.

Cabe destacar que el Servicio Agrícola y Ganadero desarrolla una gran tarea, pero con muy poco personal y recursos. Por lo que hasta ahora, las multas han sido demasiado bajas y no se condicen con las altas ganancias que perciben los que realizan el fraude. Sostuvo que lo adecuado sería que el Servicio destruyera el producto, además de aplicar las multas.

Yerko Moreno, presidente de la Cofradía del Mérito Vitivinícola explicó en la comisión: “En cuanto a la composición del vino, es inaceptable que los vinos contienen variedades de uva distintas a las e declaradas.

Otras irregularidades son añadir azúcar para alcanzar el grado adecuado o utilizar aditivos más baratos que los enológicos permitidos. Sostuvo que el asunto es mucho más complejo que el bajo precio que se paga a los productores de materia prima”.

En consecuencia, se aplicará a los infractores una multa hasta un máximo de 5.000 unidades tributarias mensuales, atendida la importancia del daño causado o del peligro ocasionado, el beneficio económico obtenido en la comisión del delito, y la capacidad económica del infractor. En todo caso, en el cálculo del monto total de la multa, el monto mínimo del beneficio económico a aplicar será el doble del obtenido.

Para la determinación de las sanciones específicas que en cada caso corresponda aplicar, se considerarán las siguientes circunstancias: La importancia del daño causado o del peligro ocasionado. El volumen o cuantía del producto objeto de la infracción. El beneficio económico obtenido con motivo de la infracción. La intencionalidad en la comisión de la infracción y el grado de participación en el hecho, acción u omisión constitutiva de la misma. La conducta anterior del infractor. La capacidad económica del infractor. La afectación de las zonas vinícolas y/o las denominaciones de origen de vinos y destilados. Todo otro criterio que, a juicio fundado del Servicio o del tribunal, sea relevante para la determinación de la sanción.

Cauquenesnet.cl

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: