Mujeres privadas de Libertad de #Talca, #Cauquenes y #Parral forman parte del proyecto «Copita Menstrual»

La iniciativa comenzó con un plan piloto en noviembre del año pasado y ya suma 90 mujeres privadas de libertad en la región, que han accedido voluntariamente a este beneficio, que consiste en la entrega de un dispositivo sanitario reutilizable.

El proyecto denominado copitas menstruales es una iniciativa financiada por Gendarmería de Chile, para proveer artículos de gestión menstrual, y hacerlo de manera gratuita como parte de los derechos humanos de las mujeres privadas de libertad.

El Maule es la tercera región a nivel país, en la implementación de este programa, que comenzó el año pasado, permitiendo la entrega gratuita de la copita menstrual en los penales de región, a todas las mujeres privadas de libertad, que de manera voluntaria, accedieron a usar este dispositivo menstrual, en esta primera etapa piloto.

En el caso del Maule los penales que cuentan con población penal femenina son: Centro Penitenciario Femenino de Talca, Penal de Cauquenes y Penal de Parral.

Dentro de las ventajas de este dispositivo se encuentran: ser reutilizable ( al menos 3 años), entrega comodidad e higiene y es más ecológico que las toallas higiénicas.

Al respecto se refirió el Director Regional de Gendarmería, coronel José Luis Meza Guajardo “Hemos tenido una evaluación muy positiva respecto a este tema, he escuchado buenos comentarios de parte de las internas respecto a estos dispositivos sanitarios. Esto surge como una iniciativa de Gendarmería de Chile, para proveer artículos de gestión menstrual de manera gratuita, y hacerlo como parte de los derechos humanos de las mujeres privadas de libertad. La iniciativa es financiada por Gendarmería de Chile a través de su Departamento de Derechos Humanos, desde el nivel central”.

La implementación del proyecto en la región comenzó en el mes de agosto del año pasado, y consideró varias etapas: reunión con director regional, socialización del proyecto a los jefes de las unidades; socio educación a la población penal y la etapa final con las primeras entregas del dispositivo con presencia de los gestores del proyecto. En esa oportunidad se entregaron 50 dispositivos a mujeres privadas de libertad que lo solicitaron, de un total de 139 mujeres que están recluidas en la región.

María Belen Valdebenito, es una de las beneficiadas de este plan piloto, quien señala “Yo fui una de las beneficiadas, la he utilizado y ha sido buena la experiencia es súper cómodo, al principio da inseguridad pero es bien práctico. Uno aquí tenía que usar toallas higiénicas y no todas tenían acceso. Yo soy de Santiago y estoy recluida en Talca, y no siempre recibo visitas, por eso es una ayuda que esto me lo entreguen y no tenga que gastar plata, es un ahorro para la interna y su familia” puntualizó.

Durante el mes de enero de este año, se hizo una nueva visita por las unidades penales, haciendo entrega de dispositivos sanitarios, lográndose una entrega otras 40 copitas menstruales adicionales a las ya entregadas el año pasado, entre los tres penales que cuentan con población penal femenina.

Además, se realizó evaluación de satisfacción respecto del producto a las mujeres que recibieron el dispositivo en el primer grupo, hubo consenso por parte de las mujeres privadas de libertad, en que la iniciativa es un beneficio para su salud menstrual y su economía. Así lo informó, la encargada de esta iniciativa en la región, la trabajadora social que dirige la Oficina de Derechos Humanos de Gendarmería Maule, Valesca Yáñez.

Por: Carla Mejías

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: