Saltar al contenido.

El Anti poeta, en el día de su Anti muerte

“Terminado el velorio, quedan en libertad de acción
Ríanse, lloren, hagan lo que quieran
Eso sí que cuando choquen con una pizarra
Guarden un mínimo de compostura:
En ese hueco negro vivo yo”

Nicanor Parra, instrucciones para su velorio

Hoy nos ha dejado el más grande Anti poeta de nuestra historia, entendiendo por anti poesía, éste concepto tan propio de Parra, de crear una forma de expresión, de jugar con nuevos lenguajes, nuevos códigos, de rescatar la Poesía de los círculos académicos y volverla a las calles, al pueblo de a pie. El Anti poeta que nació en San Fabián de Alico, hermano de grandes como Violeta y Roberto, ha partido, aunque en hombres como él, jamás se puede hablar de muerte… En hombres como Nicanor Parra, sólo se puede hablar en Futuro.

Roberto Bolaño decía de Nicanor Parra: “Si quieres abrirte de mente y aprender lo que es la creatividad, entonces lee a Parra”, y es que la frase es sumamente certera, Nicanor debe ser de los escritores más creativos del mundo, siempre abriendo espacios con nuevos conceptos nacidos a partir de la Anti poesía, famosos son sus artefactos, en donde mezcla críticas sociales agudas, con un humor irreverente, nadie quedó al margen de comentarios cuando en una exposición en el propio centro cultural de La moneda, colgó del techo a todos los presidentes de los últimos años simulando un suicidio colectivo, sólo alguien como Parra, era capaz de esas irreverencias y ser aplaudido.

Desde hoy, la Poesía no será la misma, nos faltará su creatividad infinita, su manera de mirar el mundo, desde lo agudo, lo crítico, pero también desde lo bello, me recuerdo de un poema de él, donde relataba su historia, su infancia con una dulzura notable “Hay un día Felíz “. El gran Nicanor ha partido, a recorrer nuevos senderos, pero es sólo su anti-muerte, porque hombres como él jamás mueren, es un ejemplo obviamente para los futuros Poetas, y para los aficionados como yo, Hay Nicanor Parra para rato, él estará en todos lados, en todas partes donde seamos capaces de crear algo, de reírnos de nosotros mismos, y de vivir la literatura con una ternura infinita. Hasta siempre Nicanor.

“Yo soy un niño que llama a su madre detrás de las rocas,
Soy un Peregrino que hace saltar las piedras a la altura de su nariz,
Un árbol que pide a gritos se le cubra de hojas…”

 

Por: Carlos Muñoz León
Locutor Radio San Alfonso
Integrante de la revista Antológica Poetas de Cauquenes.
Ha grabado poemas y espacios culturales en el programa de televisión Linarense, “De poetas y cantores”.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: