A las 16 horas del sábado 18 de noviembre comenzaron las elecciones presidenciales en el extranjero. Debido al cambio de huso horario, la primera mesa en constituirse se ubicó en la ciudad de Wellington, Nueva Zelandia, lo que marcó un hito en la historia de nuestro país.

Desde el centro de operaciones instalado en el Salón O´Higgins de Cancillería, el Ministro de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz, acompañado por el Presidente del Consejo Directivo de Servel, Patricio Santamaría, y del Director General de Asuntos Consulares y de Inmigración, Embajador Carlos Appelgren, se contactó con el Cónsul de Chile en esa ciudad, Marco Martínez, para presenciar la primera votación presidencial en el mundo, que dio el vamos a las Elecciones 2017.

“Este es un día histórico para la democracia chilena. Estamos muy emocionados porque han sido muchos años en que las comunidades chilenas han venido demandando lo que hoy finalmente se concreta: poder ejercer el derecho ciudadano a votar por un presidente o una presidenta de la República, independientemente del lugar de residencia de nuestros compatriotas”, dijo el Canciller.

Desde Wellington, el Cónsul destacó el padrón de 522 electores, el doble de los que participaron en las primarias, “lo que demuestra el entusiasmo e interés que hay por parte de los chilenos que viven en este país por participar en esta jornada muy especial y muy anhelada

La primera chilena en votar fue Sandra Sandoval, oriunda de Dichato y que vive hace 26 años en esta ciudad.

Las siguientes mesas en abrir fueron Sydney, Melbourne, Perth y Canberra, en Australia y durante la noche se constituyeron las mesas en los países asiáticos, africanos y europeos. Las últimas mesas en abrir corresponderán a las ciudades de Los Ángeles, San Francisco y Seattle, en Estados Unidos.

El voto de los chilenos en el exterior se desarrollará en 62 países (siete más que en las primarias), 110 circunscripciones y 162 mesas.