Un funcionario de Carabineros de dotación de la subcomisaria de Longaví murió, en horas de la noche de este miércoles, tras recibir dos impactos de bala durante un procedimiento policial realizado en el sector de la población “Alborada” en la comuna de Longaví.

Según los primeros antecedentes recabados en el lugar de los hechos, por medios locales, la situación se habría registrado cuando dos carabineros intentaron efectuar un control de identidad a un sujeto sospechoso que se desplazaba por el sector, el cual de forma abrupta sacó un arma de fuego efectuando dos disparos.

Ambos balazos impactaron al sargento segundo, José González Parra, el cual murió en el mismo lugar a consecuencia de la gravedad de las heridas que sufrió en el cobarde ataque a mansalva.

No se descarta que el autor de los disparos sea el mismo sujeto que en horas de la madrugada de este miércoles ingresó abruptamente a la guardia de la Subcomisaría de Longaví portando una pistola de fogueo con la que amenazó a un funcionario policial, lo atacó con un destornillador en la cabeza y le arrebató su arma de servicio, dándose posteriormente a la fuga con destino desconocido.

Producto de este hecho de sangre en la comuna de Longaví se ha montado un amplio operativo policial, con la presencia de efectivos provenientes de diversas unidades de la Provincia de Linares y de sus alrededores.

Las acciones incluyen la implementación de un “Plan Candado” tanto en la Ruta Cinco Sur, como en las demás vías camineras que comunican con la comuna de Longaví, establecimientos un fuerte control sobre el desplazamiento vehicular y peatonal en la zona, todo a objeto de cerrar el cerco en torno del sujeto que mató al funcionario de Carabineros, quien se ha convertido en un nuevo mártir institucional.

Fuente: Atentos.cl