Actividades en el Centro de Cumplimiento Penitenciario (CCP) de Cauquenes, y en un jardín infantil visitado por el Equipo de Canes Adiestrados ECA de Cauquenes, fueron parte de las celebraciones.

La sala de visitas del Centro de Cumplimiento Penitenciario (CCP) de Cauquenes donde día a día muchos niños y niñas llegan a ver sus padres, se vistió de fiesta: con globos, juegos inflables, payasos y golosinas.

La iniciativa a cargo de funcionarios del CCP de Cauquenes tuvo como objetivo brindar un espacio de celebración del día del niño. Ya que, en esta Unidad conviven hombre y mujeres privados de libertad, quienes se reencuentran con sus hijos en los denominados días de visita.

Es por ello que el Jefe de esta Unidad, Mayor Alex Hermosilla, cuenta que ya es una tradición en este penal hacer que los hijos de quienes cumplen condena, vivan una jornada diferente y puedan celebrar junto a sus padres el día del niño.

En total fueron unos 120 niños y niñas, los que disfrutaron al interior de este recinto penal de una verdadera celebración, en donde por un momento se olvidaron de las rejas, el encierro y las dificultades de quien debe cumplir una condena. A cambio las risas y la alegría de compartir en familia, inundaron el lugar.

Equipo de Canes Adiestrados de Cauquenes

Por su parte el ECA de Cauquenes hizo su aporte a estas celebraciones del día del niño llevando todo el cariño y las piruetas del rottweiler Ayron y su amigo el labrador Evan al jardín infantil de Fundación Integra “Los Pinguinitos”.

La actividad convocó a uno 100 asistentes, entre niños de los niveles: sala cuna, medio menor y medio mayor, padres, apoderados y personal del jardín. Sin importar la edad de los pequeños, todos quedaron igualmente de sorprendidos con los encantos del ECA de Cauquenes que dirige el Cabo Primero de Gendarmería Jaime Concha Vásquez.

La muestra permitió al exigente público en su día del niño, disfrutar de las destrezas del can en obediencia y subordinación, haciendo ejercicios como saltar obstáculos, saludar y hacerse el muerto, entre otros.

Finalmente el Equipo de Canes Adiestrados de Gendarmería, se despidió con un juego que permitió demostrar las altas capacidades olfativas en la búsqueda y detección de drogas del labrador Evan.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por: Carla Mejías