Se trata de la reparación de caminos vecinales, la construcción de un puente y sede, debido a que se inundan. Alcalde se hizo presente con parte de su equipo y a la brevedad comenzarán a trabajar para solucionar los problemas.

Cerca de una veintena de familias del sector de Capellanía, Villa Santa Adriana, han pasado por un mal momento, al ver que los terrenos que compraron y los compromisos adquiridos no se han cumplido, resultando casi imposible ingresar a sus casa cuando llueve, debido al pésimo estado de los caminos, la necesidad de un puente, para cruzar de un sector a otro, entre otras problemáticas.

Debido a esto, es que se organizaron y llegaron hasta la Municipalidad de Cauquenes, donde se reunieron con el alcalde Juan Carlos Muñoz, quien junto a una comitiva llegó hasta el lugar, presenciando los problemas, y asegurando que dentro de los próximos días comenzarán a trabajar para solucionar en parte los problemas más fáciles.

El presidente de los vecinos, Víctor Roa, se mostró agradecido de la visita del alcalde y parte del equipo y quedó esperanzado en que se mejorará la situación de las familias, debido a que la próxima semana llegarán los profesionales del área para comenzar a trazar los pasos y trabajos venideros.

Por su parte, el alcalde Muñoz, también converso con los vecinos y vio la factibilidad de hacer una sede vecinal, para sus reuniones y actividades, ya que es una comunidad que está bastante lejos de la ciudad.

Junto al Alcalde, llegó equipo del Departamento de Desarrollo Rural (DDR), encabezado por su jefe Andrés Barra, quien quedó a cargo de la coordinación de los trabajos en terreno, como de solucionar las solicitudes más próximas, como la entrega de agua para consumo humano.

En la misma reunión también se comprometió gestionar la visita de otros organismos públicos, para que ayuden con aquellos puntos más complejos y que la Municipalidad de Cauquenes no podría solucionar a corto plazo, como la construcción de una pasarela o puente para unir los distintos puntos con la salida del recinto.

Por: Cristián Musa