“Estamos a muy pocos pasos de conseguir que el INAPI acredite y certifique a Loza Pilen”.

Tras una extensa y positiva reunión con Carolina Belmar, Subdirectora del Instituto Nacional de Propiedad Intelectual (INAPI) y encargada de Marcas, Indicaciones Geográficas y de Denominaciones de Origen; Trinidad Lara, la presidenta de la agrupación de artesanas; Delfina Aguilera la locera más antigua; y Patricio Aguilera y José María Ávila del Gobierno Regional; el senador Manuel Antonio Matta valoró el rol desempeñado por la ciudadanía y los artesanos del Pilen en Cauquenes para conseguir un nuevo y relevante avances en la tramitación de la denominación de origen “Loza de Pilen”.

Al respecto, el parlamentario calificó como un gran compromiso con la VII Región el trabajo realizado por Carolina Belmar en INAPI y las Artesanas Loceras de Pilen, quienes se han ganado un significativo reconocimiento de por su larga y esforzada trayectoria artesanal, cultural, y productiva.

Matta señaló que producto de la emergencia tras los incendios forestales en la Región de El Maule, INAPI amplio los plazos de revisión de la respuestas entregadas por las comunidades postulantes, situación que de una u otra manera permitió adquirir más antecedentes, y que hoy tienen a “Loza Pilen” ad portas de lograr la certificación de origen.

“Estamos a muy pocos pasos para que el INAPI acredite y certifique a Loza Pilen por su gran trabajo y por el hecho de competir con otras comunidades que ya cuentan con la denominación de origen, como por ejemplo Pomaire y Quinchamalí”, puntualizó.

Además, el senador DC insistió en su compromiso para continuar con las gestiones y apoyar esta gran iniciativa de una comunidad de tradición centenaria.

Finalmente, Matta aclaró que las artesanas de Pilen fueron premiadas en el año 2012, con la entrega del reconocimiento por parte de la UNESCO, como Tesoros Humanos Vivos, como una forma de reconocer la labor que desarrollan y el oficio artesanal de transformar la greda en piezas y creaciones artesanales, elaboradas cien por ciento a mano.

Por: M. Soledad Valle