Sernapesca Maule estima incremento de un cien por ciento en movimientos y comercialización de recursos por lo que se intensificará controles para prevenir la venta de pesca ilegal.

Al año los chilenos comemos cerca de 7 kilos de pescados y mariscos, una cantidad muy inferior a los 84 kilos de carnes, pero es justamente Semana Santa el período que concentra el mayor consumo de recursos pesqueros, por lo que el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) convoca por estos días los Comités Interinstitucionales de Fiscalización para planificar en conjunto con servicios como Salud, Carabineros, Armada, Impuestos Internos, entre otros, las acciones de control y combate a la comercialización de pesca ilegal en distintas zonas del país.

Así lo explicó el director regional de Sernapesca del Maule, Carlos Cerda, luego de reunirse con autoridades de Salud, Carabineros, Armada y otros representantes del gobierno regional para abordar el trabajo en terreno que desarrollarán los próximos días previo a esta conmemoración religiosa.

“Lo que nos interesa es que la gente disfrute y consuma los recursos del mar pero con la precaución de que éstos sean legales, que se compren en lugares establecidos y disfrutemos de los recursos pero combatiendo la pesca ilegal, y los servicios, nosotros los fiscalizadores, vamos a contribuir con nuestro trabajo para fiscalizar intensamente en ese periodo y evitar la comercialización de productos ilegales”, precisó Carlos Cerda.

La autoridad de pesca y acuicultura recalcó que durante este período en la región del Maule el movimiento de recursos pesqueros aumenta en un cien por ciento, por ello insistió en que se intensificará las fiscalizaciones.

“En general el movimiento aumenta más de un 100% casi duplica lo normal, y no tan solo la extracción sino también el tránsito de recursos porque la región del Maule también es una zona de tránsito de recursos pesqueros que vienen del sur, particularmente de Puerto Montt”, sostuvo la autoridad de pesca.

Cabe recordar que Sernapesca es la autoridad en materia pesquera y por medio de sus fiscalizaciones controla y sanciona la venta, transporte, elaboración y comercialización de recursos pesqueros que no cuentan con acreditación de origen legal, certificación que es la única garantía para saber que dicha pesca es legal y conocer dónde, cuándo y por quiénes fue extraído el producto, fortaleciendo de este modo la sostenibilidad de los recursos pesqueros en el país.

Por: María Elizabeth Pérez