No consiguieron la masividad que se logró en otras ciudades del país, pero ese no fue un obstáculo para exigir el término de las AFP.

Fueron un par de decenas de manifestantes los que llegaron hasta la plaza de armas de la ciudad, para sumarse a la marcha convocada a nivel nacional, para terminar con las Aseguradoras de Fondos de Pensiones (AFP).

Pese a ser pocas personas, no fue impedimento para dar a conocer por qué quieren que el actual sistema de fondos de pensiones, administrados por privados, deje de existir y sea reemplazado por un sistema de reparto.

A nivel nacional fueron cerca de 2 millones de personas las que salieron a las calles a expresar su oposición a las AFP.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.