Conocido a nivel país e incluso con una película a cuestas el caso del atropello de Hernán Canales por el hijo de Carlos Larraín ex Presidente de Renovación Nacional escribió un nuevo capítulo con la condena al médico que falsificó la autopsia de la víctima de aquel mortal atropello.

El fiscal a cargo, Nelson Riquelme, aseguró que Peña y Lillo “decía y afirmaba hechos que en realidad no habían sido constatados y verificados durante el desarrollo de la autopsia. El tribunal lo apreció de la misma manera y determinó un veredicto condenatorio respecto del imputado”.

De todos modos, se determinó que Peña y Lillo, de acuerdo a la investigación, no sabía que el perpetrador del delito era Martín Larraín, porque su participación se corroboró un día después.

Los antecedentes entregados luego de aquella manipulada pericia el tribunal exoneró de culpas a Martín Larraín.

Fuente: puranoticia.cl